Hogar

5 ventajas de tener a un pequeño en casa

Ser madre es sin duda una de las mejores experiencias que te puede pasar en la vida, obviamente convertirse en una significa  dejar de realizar algunas cosas que anteriormente podíamos hacer, como por ejemplo contar con más tiempo libre, sin embargo son tantas las cosas buenas que han llegado a mi vida desde que soy una que no me arrepiento ni un segundo de esta decisión.

A continuación encontrarás un pequeño listado de las ventajas de tener a un pequeño en casa:

Incrementas tu seguridad propia:

A nuestros hijos les encanta que les cantemos y hagamos cosas para ellos que los hagan reír, nunca nadie nos había celebrado tanto nuestros talentos, de esta manera compartimos un rato muy agradable con nuestros hijos.

Así no sepas cantar, si te paras en frente de tu hijo y le das un concierto, te aseguró que lo disfrutará como si se tratará de la estrella del momento. Con tus pequeños no te faltarán aplausos y celebraciones.

Tendrás un ayudante:

Aunque no hacen muy bien su labor, pues en vez de ordenar, desordenan, su disposición y actitud hacen que nos derritamos de amor. Nuestros hijos son muy observadores y les gusta imitar nuestras acciones, especialmente cuando ven que están contribuyendo a las tareas del hogar.

En esta etapa puedes aprovechar para poner juntos la ropa en la lavadora o que sea tu ayudante en la cocina y así disfrutar juntos.

Tienes alguien con quien compartir tus hobbies:

Tu hijo es tu mayor fan, el disfruta todos tus gustos, desde películas hasta deportes, siempre querrá seguirte en todo lo que hagas.

Cuando se encuentra en esta tierna etapa, disfruta casi tanto como nosotros, todas nuestras actividades favoritas. En esta etapa puedes formar un lazo estrecho con tus pequeños.

Incrementas tu creatividad e ingenio:

Nuestros hijos nos ven como sus mejores amigos, por eso nos invitan a participar de sus juegos y travesuras, con esto sacamos a flote nuestro niño interior y de repente nos convertimos en pacientes, jugadores de futbol o amigas del té haciendo que ellos lo disfruten y nosotros también.

Para poder jugar con nuestros pequeños también es necesario imaginación para poder responder a las inquietudes y ocurrencias con las que nos sorprenden nuestros pequeños.

No paras de reír:

La historia junto a nuestro hijo es un libro abierto, en la que escribimos todos los días anécdotas llenas de felicidad y nostalgia. En el proceso cuando nuestros pequeños comienzan a hablar y hacen preguntas graciosas o nos dan respuestas ocurrentes, nos hacen reír muchas veces.

Nuestros pequeños siempre nos roban una sonrisa, ya sea con alguna cara, respuesta o simplemente de la emoción que sentimos de saber que son parte de nuestra vida.

Ser padres no es una tarea sencilla pero sin duda es una de las labores más lindas que tendrás en la vida, llena de emociones y en especial muchas enseñanzas.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario