Embarazo

8 cambios que ocurren en tu cuerpo cuando estás embarazada

Nuestro cuerpo atraviesa por muchos cambios durante el embarazo pues este se está adaptando para cuidar una nueva vida. Es cierto que durante nuestro embarazo estamos en una montaña rusa de sentimientos y emociones pero sin duda es una de las etapas más bellas de nuestra vida. A continuación encontraras un listado con los principales cambios que ocurren en nuestro cuerpo en esta fase:

El desarrollo de un órgano completamente nuevo:

Cuando estamos embarazadas desarrollamos un órgano único temporal, la placenta. Esta comienza su formación cuando el ovulo fertilizado se implanta en la pared uterina, alrededor de una semana después de la concepción.  La placenta se encarga de crear una barrera entre la sangre de la madre y la del bebé, por medio de esta se da el intercambio de nutrientes y oxígeno. Este órgano llega a pesar 2.2 kilos y libera hormonas encargadas de preparar las glándulas mamarias para alimentar.

Los huesos se aflojan:

Esto ocurre por la hormona relaxina, la cual se produce en el embarazo y hace que el cartílago que une los huesos se relaje, para facilitar el acto de dar a luz.  Algunas mujeres llegan a sentir dolor en las articulaciones. Por esta hormona también nuestros pies se agrandan y se produce un aflojamiento en los ligamentos.

Afecta la memoria: 

Cuando estamos entre el segundo y el tercer trimestre de nuestro embarazo, nuestra memoria comienza a fallar. Según un estudio, el “cerebro de embarazada” es una realidad, derivado de nuestros cambios hormonales y emocionales de la etapa.

Causa nauseas: 

Aun no se ha determinado el motivo por lo que esto ocurre, solo la mitad de las embarazadas  experimentan nauseas en la mañana. Este síntoma aparece a cualquier hora del día y suele durar las primeras 12 semanas. Según un estudio, esto se incrementa cuando el embrión está desarrollando sus órganos vitales, señalando el estado de alerta máxima en el que debe estar el cuerpo de la madre.

Mucha acidez:

Esto se da a raíz de la presión que se da sobre los intestinos que conlleva al reflujo, sumándole la progesterona, una hormona que relaja el esfínter, que por lo general mantiene los contenidos ácidos del estómago bajo control.

Tienen muchas ganas de orinar: 

Además de presionar nuestros intestinos, el feto también presiona la vejiga, la uretra y el suelo pélvico. Por tanto debemos ir más al baño, además en los últimos meses podríamos experimentar un poco de derramamiento al toser, estornudar, reír y demás.

El cuerpo de una embarazada tiene 50% más sangre: 

Al llegar a la vigésima semana del embarazo, el cuerpo de una embarazada tiene 50% más de sangre y más vasos sanguíneos. Gracias a esta sangre adicional, las mujeres desarrollan ese “brillo especial” sin embargo también pueden causar hemorroides y varices.

Causa síndrome del túnel carpiano: 

La acumulación de líquidos en el cuerpo, conocido como edema, puede hacer que algunas mujeres sientan un poco de hormigueo en las manos. Todos estos fluidos adicionales se acumulan alrededor de las muñecas y tobillos, trayendo consigo inflamación que puede llegar a pellizcar los nervios, generando un molesto cosquilleo.

Todos estos cambios que se dan en nuestro cuerpo nos revelan lo sabio que es la naturaleza, que nos permite adaptarnos a las circunstancias por las que estemos atravesando.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario