Embarazo

8 señales que debes conocer del pre-parto

Cuando se desarrollan señales de pre-parto es porque estamos más cerca de dar a luz. Antes de que llegue el gran día nuestro cuerpo se prepara y lo manifiesta. Los síntomas varían en todas las mujeres y su intensidad. Incluso algunas de nosotras ni siquiera los sentimos.

Esta etapa aparece sin previo aviso y puede tener distintas duraciones. Algunas comienzan a sentir los síntomas horas antes del nacimiento y otras incluso dos semanas antes.

Señales pre-parto

Este listado te ayudará a detectar aquellas señales antes del parto y conservar la calma cuando aparezcan:

1 Mayor frecuencia de las contracciones Braxton Hicks

Estas también se conocen bajo el nombre “de entrenamiento” o “preparatorias”, las contracciones aumentan y se hacen más evidentes a medida que se acerca el parto. Estas se producen porque el cuello del útero se prepara para la dilatación.

Las contracciones tienen una frecuencia entre 10 y 20 minutos, por eso se confunde muchas veces con el trabajo de parto, con la diferencia que en estas no aumenta la intensidad y se desaparecen con reposo.

2 El bebé desciende y se encaja en la pelvis

Nuestro hijo comienza a ubicarse y produce el encajamiento, con esto se mueve menos al tener un espacio más reducido. Nosotras comenzaremos a sentir mayor peso y presión en la zona pélvica y recto.

El encajamiento se da antes de la semana 37 o 38. Pero para aquellas que ya hemos sido madres pueden que se produzcan más tarde.

3 Cambios en el cuello del útero

El cuello se ablanda y se dilata. Este se da de manera menos evidente. Por esta razón debemos consultar al médico días antes de la fecha prevista para dar a luz, allí se mira el grado de la dilatación y cuánto falta.

4 Necesidad de orinar más frecuentemente

Esto ocurre porque nuestra vejiga tiene menos espacio al estar presionada por el útero. Este síntoma por lo general aparece varios meses antes del embarazo pero se agudiza en la fase pre-parto.

5 Expulsión del tapón mucoso

Este es un flujo espeso que generalmente está acompañado de un poco de sangre. Cuando el cuello del útero se dilata, este tapón se expulsa, esta se puede dar en una sola ocasión o durante varios días. Cabe aclarar que algunas mujeres no notan esta señal.

6 Necesidad de preparación

Esto nos pasa a la mayoría de mujeres y responde al instinto de anidamiento, consistente en querer dejar todo preparado para la llegada de nuestro bebé.

7 Irritabilidad

Esta señal no ocurre siempre, pero hace que algunas situaciones nos generen mayor sensibilidad o irritabilidad. Esto se por los diversos cambios hormonales que se producen en nuestra gestación, sobre todo en la última etapa.

8 Romper fuente

Este es el mayor signo que nos muestra que estamos a punto de parir. Esto ocurre cuando la bolsa del líquido amniótico que protege al bebé se rompe. Al ocurrir esto sale por nuestra vagina un líquido blanco que es imposible de contenerlo.

Debes tener muy en cuenta que en caso de que no aparezcan las contracciones por si solas debes acudir al doctor para que te ayude a inducir tu parto pues el bebé no puede permanecer mucho tiempo sin líquido.

Con estas ocho señales esperamos que te sientas tranquila para enfrentar el momento más bello que nos puede pasar en nuestra vida, es normal que sientas miedo pero todo valdrá la pena.

 

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario