Embarazo

9 cosas que deseamos en nuestro postparto

Desde el momento que nos enteramos que seremos madres, nos imaginamos una y otra vez como será el gran día del nacimiento, luego de que este maravillo acto ocurre, existen diversas cosas que queremos y que nos permitirán sobrellevar de mejor manera nuestro postparto, en este artículo podrás encontrar un listado con algunas de estas.

Debes tener en cuenta que estamos en un momento delicado pues nuestro cuerpo está muy débil y sentimos gran sensibilidad, nos sentimos preocupadas por nuestro bebé y en ocasiones sentimos que todo está fuera de control. Las personas de tu alrededor deben conocer esto, para aportar a una mejor solución en vez de convertirse en una carga, pídeles comprensión.

Cargar al bebé, sentirlo cerca, esto hace que la transición del mundo interno hacia el externo no sea tan fuerte. Con esto logramos que el bebé reconozca su sabor, olor, calor, entre otras. Se recomienda susurrarle, acariciarlo, sentir su respiración y en general el máximo contacto para un mejor acercamiento y reconocimiento.

Que otras personas no toquen o cojan al bebé, claro está sin contar con nuestra autorización. Esto se da por nuestro instinto protector que se incrementa cuando nos volvemos madres y creemos que nuestro hijo corre constantemente peligro. No te preocupes si pasan por tu cabeza pensamientos tales como: ¿si lo está cargando bien? ¿Se lavó las manos? ¿Por qué lo tiene tan cerca?

Necesitamos intimidad. Esta es una de las cosas que más deseamos en nuestro postparto, especialmente las primeras horas, ten en cuenta que si no te han extendido la invitación al hospital debes evitar hacerlo pues hay mucho agotamiento, antes pregunta si es prudente asistir.

Descansar. Algo tan sencillo se convertirá en nuestro máximo anhelo. Durante nuestro parto nos desgastamos muy fuertemente físicamente, nos sintamos exhaustas, agregándole que los primeros días nuestro bebé no duerme, por tanto cualquier momento de descanso se convierte en nuestro gran aliado y tratamos de aprovecharlo de la mejor manera.

Contar con visitas de ayuda. Claro está no por compromiso, ni extensas y mucho menos que nos estresen. Ante todo necesitamos calma para nosotras y nuestro bebé. Las visitas de ayuda nos facilitarán las cosas, una ayuda en la casa, la comida, otros hijos, es muy bienvenida. Solicítale a le persona que te está colaborando que haga lo que requieras.

Que nos avisen antes de visitarnos. Esto lo requerimos para que las visitas no interfieran con otras actividades que tengamos programadas o nuestro descanso o el del bebé. En ocasiones no queremos recibir visitas, por tanto aquellos que nos rodean deberán comprendernos y preguntarnos antes.

No recibir consejos que no se han pedido. Cuando somos madres comenzamos a recibir un montón de consejos, algunos útiles y otros que realmente nos angustian, por eso preferimos no recibir ninguno si no lo hemos solicitado. Con esto nos ahorramos sumarle más carga a nuestro

No escuchar comentarios sobre nuestro estado físico. Después de un parto no estamos en el momento más reluciente precisamente. Nuestro cuerpo lucirá agotado después de haber atravesado este proceso, luciremos cansadas, con ojeras, arugas y demás. Por tal motivo no necesitamos que nadie nos lo recuerde, créannos que lo sabemos.

Recibir algún detalle, algún mimo. Nos fascina que le den regalos al bebé especialmente cuando son prácticos, pero también nos encanta que nos los den a nosotras y nos consientan, estos detalles nos suben el ánimo y nos ayudan a lidiar con todas las cargas de un postparto. No tienen que ser grandes ni costosos, solo algo que nos haga sentir queridas.

Estas necesidades cambian según las personas, pero en general son las que más se presentan, espero que puedas cumplirlas todas para llevar este arduo trabajo de la mejor manera.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario