Escuela Familia

Los abuelos crean tesoros invaluables para los niños

En los tiempos que vivimos, la dinámica de vida actual aunada a los compromisos laborales, ha generado que el tiempo libre con familiares y amigos se haga cada vez más escaso. Ante esta situación debemos tomar en cuenta, lo importante que es el compartir de los niños con los abuelos y hacerlos prioritarios durante esos períodos libres.

Hay que propiciar situaciones y momentos donde el niño pueda compartir el mayor tiempo posible con sus abuelos. Los recuerdos generados durante estos encuentros y ese tiempo de calidad vivido con estas importantes figuras, crearán en los nietos recuerdos memorables muy preciados y valorados.

Tomando en cuenta que el tiempo para disfrutar a los abuelos no es muy extenso, se debe respaldar el contacto con los abuelos desde muy temprana edad, cultivando en el niño el amor y el aprecio de esos seres especiales en sus vidas. Los abuelos desde su experiencia ayudan a los padres con la enseñanza de valores, transmitiéndolos a través de sus historias, asesorías o conversaciones con los pequeños.

Son las personas ideales para el cuidado de los niños

El amor de los abuelos por los nietos es un amor incondicional y único. Bajo su cuidado no tendrán preocupaciones por el bienestar de los niños. La seguridad de los pequeños así como la atención pertinente, siempre serán prioridad para los abuelos y esto los convierte, después de los padres, en las personas idóneas para el cuidado de los infantes.

El vínculo que se crea tras estos días de cuidado es único y se fomentará con cada momento compartido. Los abuelos, disfrutarán y agradecerán el poder compartir y vivir parte de los días de sus nietos y para los niños, los abuelos se convertirán en ese pilar de apoyo al cual pueden acudir ante cualquier circunstancia de vida.

Crean una conexión con el pasado familiar.

En la vida de los niños, los abuelos no sólo serán aquellas personas que los cuiden y consientan, también jugarán un papel importante para conectar a los pequeños con el pasado familiar. Las historias de diferentes familiares, las anécdotas de sus abuelos y sus padres, crearán en los nietos un marco general de su familia y estimulará el interés por conocer más de sus propios orígenes.

Es importante que se propicie, incentive y enaltezca este tiempo de calidad entre los niños y sus abuelos, ya que serán momentos apreciados y atesorados que ayudarán a los nietos a ser mejores personas en un futuro.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario