Familia Niños

¿Qué les pasa a los niños que se acuestan tarde?

La falta de rutina podría poner en peligro el desarrollo temprano al alterar el reloj biológico, o por medio de la privación del sueño, que afecta a la capacidad del cerebro para recordar y aprender nueva información.

Si un niño está teniendo un horario para dormir irregular a una edad temprana, no estará sintetizando toda la información que le rodea a esa edad. Este problema tiene un efecto acumulativo, lo que lleva a mayores problemas más adelante.

¿Se pueden cambiar los hábitos de nuestros niños?

El desarrollo de la primera infancia tiene profundas influencias sobre la salud y el bienestar a través del curso de la vida. Por lo tanto, la reducción o interrupción del sueño, especialmente si se produce en momentos clave en el desarrollo, podría tener un impacto importante en la salud durante toda la vida.

Las rutinas regulares ayudan a un niño a sentirse seguro y protegidos, proporcionan límites, saber lo que va a ocurrir a continuación siguiendo un patrón predecible es muy tranquilizador para los más pequeños que puedan estar haciendo frente a la ansiedad de separación y que son más sensibles. En los primeros años de la vida hay enormes cambios de desarrollo que tienen lugar en su cerebro y en el cuerpo.

¿Que puedo hacer para ayudar?

La primera cosa más importante que puede hacer es establecer rutinas regulares diurnas y nocturnas, ya que esto ayudará a establecer su reloj biológico. Establecer un ambiente tranquilo, relajante, y asegurar que se lleve a cabo en su dormitorio.

Los niños no deben iniciar la rutina de la hora de acostarse demasiado pronto en el día y luego dejarlos jugar después de la hora del baño. Es mucho más difícil persuadir a un niño para ir a la cama, es un entorno mucho más estimulante que el cuarto de baño. El baño actúa como un centro de reinserción útil entre las principales zonas de estar y el dormitorio por lo que es un punto de transición útil.

El uso de cremas es una buena manera de ayudar a su niño o bebé a relajarse y descansar. Los aceites esenciales que son seguros para usar son la lavanda y camomila, conocidos por sus propiedades calmantes y sedantes.

Se pueden usar en el baño, en el aceite de masaje o como en una infusión en la habitación. Nunca deben ser usados sobre la piel, ya que pueden causar irritación.

Llevar un diario de sueño puede proporcionar pistas útiles a su comportamiento.

Algunos alimentos pueden ayudar a su pequeño. La leche tiene un efecto calmante, caliente a la hora de dormir es perfecto. Canciones de cuna y cuentos para dormir realmente ayudan a calmar un bebé inquieto. Se trata de datos que pueden ayudarte a que tus hijos crezcan sanos. Por eso, cuida su vigila sus hábitos de dormir y lograrás tener unos descendientes sanos y vigorosos. ¡Hazlo ya!

Tags

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario