Alimentación Bebés

“Si necesita amamantar a su bebé entre sin pedir permiso, que le invitamos algo”

Este es el lema que han comenzado a usar muchos establecimientos de comida para promover y normalizar la lactancia materna.

Se conoce de muchos bares, restaurantes y un sinfín de establecimientos en los que solicitan a las madres que necesitan amamantar a sus bebés a hacerlo en la intimidad del baño, cubrirse e incluso hasta marcharse del local para poder llevar a cabo su tarea.

Es por esto, que sorpresivamente ciento de otros locales se han sumado a una causa para promover e invitar a las madres a amamantar a sus hijos con total normalidad siempre que lo deseen en sus locales con una hermosa invitación para ellas que reza: “Si necesita amamantar a su bebé, entre sin pedir permiso que le invitamos algo”.

Iniciativa chilena

A través de una página de Facebook llamada “Mamás amando el caos”, dos mujeres y madres de Guatemala, comenzaron a exponer esta idea en base a algo que habían visto cerca de su ciudad.

Con la intención de hacer mayor eco de la iniciativa, enviaron una invitación a 15 grandes establecimientos de comida muy conocidos en el país, sin embargo no recibieron respuesta alguna de éstos.

Sin embargo, otros pequeños establecimientos se enteraron de la invitación que habían realizado estas mujeres y por su propia iniciativa decidieron comenzar a promover la causa. Primero siendo un restaurante que invitaba a las madres a entrar si necesitaban amamantar, ofreciéndoles un té, más tarde, otro establecimiento ofrecía café y así se difundió hasta llegar a 8 restaurantes que ofrecen hasta chocolate y jugos naturales.

Recorriendo el mundo

Lo más sorprendente de todo, es que la iniciativa ha motivado a tantas personas que en otros países se han comenzado a sumar a esta noble causa.

Costa Rica, ya se ha sumado a esta maravillosa iniciativa, y en algunos lugares como Atlanta y Texas en Estados Unidos, se han puesto en contacto con las promotoras para recibir información y dar paso a la causa para apoyar a las madres lactantes.

Aunque la iniciativa es una excelente idea, si las personas en ocasiones razonaran un poco más y se dieran cuenta que amamantar no tiene porque restringirse a un lugar en la intimidad o con la madre cubriéndose todo sería diferente.

Amamantar no tiene que ser un acto excluyente, esto es un acto muy natural que todas las madres deberían poder practicar cuando su hijo les pida pecho sin importar el lugar en el que se encuentren.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario