Bebés

Las dificultades que puede presentar un bebe por bajo peso

Lo que toda madre anhela es que su hijo venga al mundo con una vida saludable y llena de felicidad como los niños normales. Sin embargo, existen condiciones que hacen que los niños se encuentren propensos a sufrir ciertos problemas no solo físicos, también mentales, entre los más comunes se encuentra la depresión y la ansiedad y según estudios demuestran que estos niños pueden padecer estos males a lo largo de su vida hasta la treintena.

Fuentes de la directora de un análisis realizado en la Universidad McMaster de Canadá, dicen que, existen muchas probabilidades de que los niños que nazcan con un peso por debajo de lo normal, podrí sufrir graves dificultades en su salud en comparación con los niños que nacen con un peso normal. La experta añade que, estas dificultades se presentan con mayor frecuencia en problemas con la atención de la persona, estos pueden ser problemas sociales y ansiedad.

CUIDADOS INTENSIVOS

En los últimos años se han generados nuevas tecnologías para el cuidado intensivo de los neonatos que nazcan por debajo del peso promedio, esto con la finalidad de mejor la salud de estos infantes y así alargar su período de vida. Estos cuidados se han implementado en su mayoría en Estados Unidos y Canadá, en los cuales el nacimiento de estos niños es más frecuente que en otros países, representando un 8% entre las dos naciones norteamericanas.

PROBLEMAS DE LA VIDA SOCIAL EN EL FUTURO

Según todos los estudios realizados, demuestra que estas condiciones de bajo peso podría traer consecuencias sociales en las personas que lo sufren, sin embargo, estas dificultades se manifestarán a medida de que el niño vaya desarrollándose, es decir, vaya creciendo en un entorno social, pudiendo experimentar déficit de atención o hiperactividad, mientras que cuando llegan a la adolescencia tienden a sufrir problemas sociales más serios, como lo son trastornos por déficit de atención.

Cuando la persona llega a su etapa de adultez, los problemas que suelen manifestar son ansiedad, depresión, y en algunos casos, timidez.

La directora del análisis afirma que estos problemas pueden deberse a problemas biológicos del bebé, condiciones prenatales complicadas o en la mayoría de los casos, estrés prenatal producto de un nacimiento prematuro.

Es importante aclarar que estos problemas deben ser tratados por especialistas, para que de esa manera la terapia psicológica sea efectiva ante tantas dificultades que puede presentar la persona.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario