Bebés Escuela

A mis hijos no les pidas besos

Primero que nada hay algo que debes tomar en cuenta antes de pedirle un beso a un niño, eso es el respeto, ellos controlan sus cuerpos y sus sentimientos, y solo ellos deciden si quieren darte un beso o solo un abrazo o simplemente solo saludarte en la distancia, también está la condición que cada niño es diferente y hay unos que suelen expresarse más que otros, pero esa es su naturaleza, no se les obliga a ser así.

A diferencia de los adultos que muchas veces, por no decir siempre, saludan con un beso por cortesía, para los niños esto significa una demostración real de afecto, para ellos es algo íntimo e importante y saben que no a todas las personas se les trata de la misma manera, y más aún cuando a la persona ni se le conoce, es importante resaltar esto.

Seguridad

Según estudios realizados, demuestran que los niños a los que se les obliga a dar besos y abrazos son más propensos a sufrir de abuso sexual ya que no saben cómo decir NO al contacto físico con otras personas, no han aprendido a limitar el contacto físico indeseado con adultos, es muy importante enseñarle a los pequeños que los besos son solo para mamá y papá.

Aunque la persona sea amiga de los padres y por cuestión de respeto o buena educación indicar “dale un beso” no es la solución, hablamos de una persona que quizá el pequeño no viera en toda su vida, es una persona por la cual no siente el más mínimo afecto, entonces ¿Por qué obligarlos a ser con otras personas afectuosos? Con un simple saludo cordial bastará.

Los besos correspondidos son mejores

Nunca le pidas un beso ni obligues a un niño que te bese, el lo hará solo si cree que es conveniente, o le nace darte un beso, es algo que crece dentro de cada niño, es algo que no le podemos obligar a cambiar, el que sea solo cordial sin necesidad de un beso o abrazo obligado es suficiente para que en su crecimiento aprenda a limitar el contacto de otras personas.

Existe un dicho que dice “no hagas lo que no te gusta que te hicieran” y en este caso aplica a la perfección, ¿a ti te gustaría que tuvieras que saludar con un beso y un abrazo a una persona que es la primera vez que ves en toda tu vida? Estamos seguros que no, entonces ¿Por qué obligarlos a ellos?, debemos respetar sus decisiones, no es complacerlo en todo, es solo darle su espacio.

Tags

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario