Bebés

A los bebé les gusta “sintonizar” el pecho de su madre

El que tu bebé “sintonice” tu pecho no tiene nada de malo, es simplemente una manía que ellos obtienen. Sabemos que hay mujeres que les incomoda que el niño mientras se amamanta de un seno, con la otra mano esté acariciando el otro seno de la madre, esto tiene como finalidad estimular el reflejo de la eyección de leche.

Las primeras semanas luego del parto la alimentación materna se mantiene con baja actividad, esto debido a que el pequeño pasa la mayor parte del tiempo durmiendo, pero luego de muy poco tiempo el pequeño va aprendiendo nuevas habilidades, descubren sus manos y como pueden manejarlas mentalmente con sus propios deseos y es cuando comienza la sintonización.

En casa cedemos aunque no nos guste

Muchas veces las madres dejamos que ellos sintonicen el pezón a pesar que no nos gusta que lo hagan, pero es solo porque sabemos que esto hará que se duerman más rápido o porque simplemente se nos rompe el corazón cuando se pone a llorar por quitarle la mano del seno libre y le negamos lo único que logrará que se mantenga calmado.

Acaba con la situación

Tenemos unas estrategias que quizá te ayude a solventar la situación que no sabemos cómo terminará, cada niño es diferente y no sabemos cómo va a reaccionar pero aquí te las dejamos:

  • Tapar el pecho libre con la ropa, cuestión que la mano del niño no tenga acceso.
  • Tómale el brazo y hazle caricias o bésale para que no llegue a sintonizar el seno.
  • Cortarle las uñas de las manitas para que no moleste tanto, no es que sea la solución para el dolor, pero alivia un poco.
  • Redirigir el brazo para otra área del cuerpo.
  • Explícale con una voz dulce que eso no debe hacerlo.
  • Acércale el pecho libre lo mas que puedas a su carita para que el mismo decida cambiarla.
  • Si tiene la edad en la que pueda comprenderte, si quiere cambiar de seno no dudes en consultarle.
  • En el mercado existen objetos realizados con la finalidad de llamar la atención y distraerlos.

De la manera más dulce posible hazle entender que ese seno te duele y que él no debe seguir haciendo la sintonización del seno, quizá te tomará un tiempo lograr que deje de hacerlo pero con amor y mucha paciencia puedes lograr que deje de hacerlo por tu comodidad, solo debes ir poco a poco y entender que es normal en todos los niños.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario