Bebés Escuela

Los bebés que duermen con su madre se estresan menos

Aunque no lo creas, los bebés también son víctimas del estrés y ante ello diversos estudiosos a nivel mundial se ha abocado a la tarea de estudiar métodos y formas que sean beneficiosos para el desarrollo y la estabilidad de estos infantes.

La directora de educación del Centro de Salud Mental Infantil en Londres, Margot Sunderland, publicó en su libro “La ciencia de ser padres” que los niños debían dormir con sus padres al menos hasta los cinco años.

Si bien es cierto que esto puede ser una recomendación beneficiosa para el desarrollo emocional de los infantes, también es verdad que el tiempo pautado es bastante extenso.

Ante ello surgió un nuevo estudio, por parte del neonatólogo de la Maternidad del Hospital de mowbray en Sudáfrica, Nils Bergman, quien expuso que en realidad los infantes deben compartir la cama con sus padres sólo hasta los tres años.

El estudio de este médico parte del hecho de que esta costumbre de sueño permite que no se rompa el vínculo entre la madre y el niño. Esta continua unión es lo que permite reducir los niveles de estrés de los bebés.

Una conducta a futuro

El estudio realizado por el doctor Bergman se basa en la observación de las rutinas de sueño de un grupo de 16 bebés.

A partir de esta observación se determinó que los niños que estaban toda la noche junto a sus madres tenían menores niveles de estrés y sobretodo, un comportamiento más tranquilo.

Por otra parte se determinó que el descansar en el pecho de la madre tiene un impacto directo en la conducta de los niños a futuro.

Con esto nos referimos a que, el tipo de descanso que se le dé al bebé puede causar que en su adolescencia, el niño se muestre signos de signo de un carácter voluble y violento, o por el contrario un comportamiento sereno

¿Cuna o misma cama?

Muchos padres se preguntan si realmente deben compartir la cama con su bebé y ante ello los expertos expresan que en ocasiones sirve colocar la cuna en el mismo cuarto, de esta forma el infante se siente en cercanía con sus madres.

Si realmente se va a dormir en la misma cama que el bebé se deben tener en cuenta algunas medidas de seguridad que garanticen el sueño pleno del pequeño niño y el de los padres.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario