Niños

Beneficios para los niños al colorear mandalas

Las mandalas se componen de diversas figuras geométricas, su objetivo es generar un estado de meditación y reflexión en quién las realiza.

Estos círculos espirituales, son usados en el hinduismo y el budismo, ya que simbolizan el universo y todo lo que lo conforma, tiene cientos de beneficios en las personas, sobretodo en los niños.

Esto se debe a que tiene como objetivo principal, promover la concentración de energía en un punto específicos.

Dentro de sus características positivas para los niños, se encuentran los siguientes:

1.Promueven armonía circular: Es decir que permite que cada individuo encuentre un equilibrio en su interior, así que cuando un niño, colorea mandalas, tiene acercamientos visuales que lo pueden ayudar a alcanzar armonía en su interior de manera natural e involuntaria, además puede fortalecer su creatividad.

2.Mejora la concentración: En primera instancia, incentiva al niño a adquirir diversos procesos cognitivos, entre ellos el aumento de creatividad, y a su vez el de la concentración, por ser un arte que requiere de quietud, y silencio.

3.Ayuda a fortalecer a los niños con necesidades especiales: Permite la mejoría a niños con autismo, síndrome de Down, o hiperactividad, ya que esta actividad, promueve la relajación, y la conciencia acerca de sus movimientos, fortaleciendo su motricidad, además es un canal de expresión y desarrollo propio.

4. Aporta mejorías en la coordinación: la motricidad de las manos, dedos y ojos será mejor, al colorear constantemente mandalas, así mismo las conexiones cerebrales presentan mejorías, de esta manera aprenderá velozmente a realizar actividades cotidianas, como agarrar objetos, escribir, amarrar los cordones de sus zapatos, etc.

5.Nuevos conocimientos: Al realizar un trabajo estimulante, con constancia, su nivel cognitivo aumentará progresivamente, de esta manera los pequeños, ampliarán sus conocimientos, aprenderán nuevas figuras, colores y estarán conectados con sentimientos de tranquilidad, y estabilidad.

6. Mejora su autoestima: Si pintar una mandala de manera adecuada se convierte en su objetivo, al culminar la actividad de manera exitosa, el niño tendrá sentimientos de superación personal, tendrá mayor seguridad en sí mismo, y creerá en sus capacidades, entendiendo su pintura como autentica.

Las mandalas históricamente han sido utilizadas para llegar a un estado de armonía entre cuerpo, alma y mente, por esta razón se recomienda como una actividad extraescolar para los niños, permite que su creatividad se desarrolle al máximo, y brinda los materiales adecuados, colores, crayones, pintura, acuarelas, hojas de colores, de diversos materiales, de esta manera fortalecerá su estética, y llegará a un estado de conciencia, que le facilitará el control de sus emociones y una mejoría en su desarrollo cognitivo.