Niños

Por favor no permitas que besen a tus hijos

Los padres solemos ser muy sobreprotectores con nuestros hijos, y en muchos casos, evitamos el contacto físico con otras personas para prevenir enfermedades y como reacción, ante nuestra respuesta instintiva de proteger la integridad de nuestros niños.

La simple acción de no permitir que terceros a su entorno besen a tus hijos, ni viceversa puede parecer una sorpresa para muchas personas, pues tienen a pensar que estamos coartándole su desarrollo social, un factor que es de suma importancia en medio de su crecimiento y que le abrirá muchos caminos durante toda su vida.

Usualmente los besos se dan entre familias, sin embargo, existen niños que únicamente besan a sus padres, y esto puede deberse a muchas razones. Principalmente porque esta ha sido la educación que los padres le han inculcado, o también porque el niño, de manera natural y personal, decide no dar ni recibir besos de otras personas.

Esto además, tiende a significar un gran y muy fuerte apego por parte del pequeño, hacia sus padres. Y ya que estos besos son no solo muestras de amor, sino además, de confianza; son un gran ejemplo para la identificación de los sentimientos de tu hijo.

No hay nada de malo en esto

Los niños suelen desarrollar su sentido de la percepción desde muy temprana edad, esta es la que les dice o les hace sentir cómodos con alguna persona o situación, dentro de algún ambiente en determinado momento.

Siempre hay que tomar en cuenta que a pesar de ser niños, y de no ser conscientes de muchas de las cosas que suceden a su alrededor, se trata de su cuerpo y a fin de cuentas, es su decisión, si quieren o no recibir un beso de alguien con quien en ese momento no se sienten 100% cómodos.

Procura siempre preguntarle al niño si le puedes dar un beso, nunca asumas que la respuesta será definitiva. Los padres pueden verlo como algo inadecuado, o incluso el mismo niño puede verse en la posición incómoda, de rechazarte.

Los niños son seres que no saben de mentiras, son totalmente sinceros, al menos con sus sentimientos y percepciones de las personas y el mundo. Es por esta razón que hacemos énfasis en que respetes su espacio así como también su decisión de no darte un beso si no lo desea. Ellos saben porque lo hacen, así que si tu hijo no besa a cualquiera, alégrate, pues eso significa que tiene los sentidos bien desarrollados.

Tags

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario