Bebés Escuela

Besar en la boca a nuestro bebé ¿trae riesgos?

Podemos considerar normal ver todo el tiempo a padres y a madres dar besos en la boca a sus hijos, en especial a los bebés. Es una forma de afecto que en algunos países se considera parte de la costumbre, pero en otro se critica.

Los psicólogos ven ese acto como una manifestación normal de afecto entre los padres y los hijos pequeños. Sin embargo, la parte médica recomienda que no se haga, ya que el adulto puede transmitirle una infección por medio de la boca.

También médicos especialistas en infectología aseguran que los besos en la boca son transmisores de muchas enfermedades. Como los megalovirus que son patologías virales que pueden contagiarse por medio de la saliva, con un simple apretón de manos o incluso al estornudar.

Pero la más común es la enfermedad del beso, o llamada también herpes, que se traspasa a través del beso, bebiendo del mismo vaso o compartiendo alimentos.

Imagínense ahora besar a un bebé en la boca sabiendo eso, y más cuando nuestros pequeños no pueden combatir semejante enfermedad con su débil sistema inmunológico.

Primero la salud de nuestros hijos

Si los padres sienten que algo no anda bien en su organismo, eviten dar besos en la boca a sus hijos. Pero para proteger mucho más a nuestros hijos sugerimos hacer lo siguiente:

  • Si la persona padece de algún virus y necesita atender a su hijo, debe utilizar tapabocas.
  • Lavarse las manos con agua y jabón recurrentemente.
  • No soplar los alimentos del niño.
  • Por nada compartir el cepillo dental con el hijo.

La caries bucal también es una enfermedad que puede trasmitirse de la madre al bebé. Ya que está se produce por la acumulación de bacterias en los dientes por un mal cepillado. Si la madre besa a su hijo en la boca puede hacer que el niño sufra de caries cuando tenga sus primeros dientes.

Los psiquiatras infantiles afirman que los besos en la boca son un tema que no debe ser problemático, sino hasta que el infante cumple 3 años Después de allí, es importante que los niños distingan el trato entre los adultos y los padres.

Siempre es importante hablar con ellos sobre los límites de la corporalidad y las relaciones con otras personas. Oriéntalos en el tema y aclara cualquier duda para que no sientan confundidos cuando estén más grandes.

Tags

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario