Bebés Escuela

Por qué nadie debería besar en la boca a los niños

Este es un tema que ya se ha discutido en infinidad de veces. Existen muchos partidarios de besar en la boca a sus bebés, mientras que otro grupo de personas consideran que esta práctica es antihigiénica e incluso, para algunos otros un tanto amoral. Sin embargo, la complejidad del asunto va más allá de considerar si es bueno o no.

En lo personal, considero que no hay ningún problema en que los padres le den un beso de vez en cuando a sus bebés. Sin embargo, esto debe ser así sólo si se tiene la seguridad de que ambos padres están totalmente sanos.

El sistema inmunológico de nuestros niños, en esas etapas tan tempranas, no es lo suficientemente fuerte como para resistir el ataque de muchos virus que pueden encontrar en nuestros labios una vía de transmisión para entrar al cuerpo de los niños.

Los riesgos que corre tu bebé

En la mayoría de los casos, los principales riesgos que corren nuestros niños no son por culpa de los padres sino de amigos, familiares o compañeros de trabajo que, en un momento dado, pueden considerar darle un beso en la boca a nuestros niños. Lo que es poco común, pero puede pasar.

Una de las principales enfermedades a las que tu hijo se encuentra a merced es el herpes simple. Esta variante del herpes no causa muchos problemas en un adulto sano, pero al ser transmitido a un bebé, puede causar serios problemas o incluso, la muerte.

Si todavía no conoces al herpes simple, debes saber que este es un virus que causa lesiones en los labios o en la cara del que se ha contagiado. el principal problema de este virus, aparte de lo peligrosos que pueden ser para la salud de los niños, es que algunas personas son asintomáticas, por lo que no se sabe quién puede ser el que contagie a tu niño.

Lo mejor que puedes hacer

El herpes labial ya ha sido el responsable de la muerte de bebés en el mundo, pero no solo tienes que estar prevenido contra este virus, sino contra cualquier otro virus que se pueda transmitir por la boca.

Lo mejor que tanto tú como tu pareja pueden hacer para evitar posibles peligros, es evitar bajo cualquier circunstancia que tus niños tengan contacto con alguna otra persona, especialmente otros familiares, quienes son más propensos a darles besos en la boca a sus sobrinos o nietos. Y, por último, si son de los que les dan besos a sus niños, asegurarse de que están totalmente sanos.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario