Salud

Qué es la enfermedad de boca-pie-mano

La primavera es una de las épocas más queridas del año, todo renace y prospera, pero también es cierto que hay un notable aumento de humedad y temperatura, siendo esto un punto a favor para la propagación de bacterias y dando entrada a nuevas enfermedades.

Los niños son los principales afectados, les aparecen lesiones en la boca, los pies y las manos haciendo referencia directamente al nombre de la enfermedad; aunque esta es totalmente benigna también es muy contagiosa y suele aparecer en la infancia entre los primeros años de edad de 0 a 6.

La enfermedad de boca-pie-mano es un padecimiento causado por un virus específico, el Coxsackie A16, perteneciente a la familia de los enterovirus (familia de virus que provocan enfermedades en personas y animales y suelen afectar especialmente los intestinos).

El nombre científico de las lesiones provocadas es Exantema, por lo que esta enfermedad se considera una patología exantemática.

Signos y síntomas

La principal característica son las ampollas que aparece en boca, pies y manos, también pueden verse estas maculas en las piernas y cerca de los genitales de tu bebé; estas se asemejan mucho a las llagas, pero de forma diminuta ubicadas alrededor de los labios, en los dedos de sus manitos y pies. Los síntomas que pueden estar presente en tú bebe son:

  • Sequedad en la boca.
  • Fiebre repentina.
  • Dolor de cabeza y musculares.
  • Dolor de garganta.
  • Malestar abdominal.
  • Nauseas.

¿Cómo se puede contagiar mi bebé?

El virus es muy contagioso debido a que se transmite vía fecal u oral. Tu bebé puede contagiarse fácilmente si tiene contacto con otros niños que tengan este padecimiento o con tan solo un estornudo cercano de alguien infectado. La enfermedad boca-pie-mano es más común en niños pequeños, por esta razón la higiene es un factor a tener en cuenta en todo momento para prevenir su transmisión.

Tratamiento efectivo

Lo más recomendados por los médicos para el tratamiento de esta enfermedad son los antinflamatorios como el paracetamol y el ibuprofeno para el malestar general del niño y en muchos casos un analgésico local, como para las lesiones de la boca, pero es importante que sea visto por un médico para evaluar que efectivamente su hijo tenga esta enfermedad.

La higiene es un factor esencial para la cura de la enfermedad boca-pie-mano. Por ello es recomendable que laves las manos de tu hijo al llegar del preescolar, lavar y desinfectar juguetes que pudiesen tener gérmenes y mantener la cama y áreas de trabajo limpias.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario