Escuela Niños

Cómo castigar a tu hijo sin necesidad de maltratarlo

En muchos casos, el hogar es el lugar donde los niños reciben más maltrato. Según una investigación sobre el castigo infantil, Martha Ordóñez en su libro “Dime como te castigaron y te diré quién eres”, la mayoría de los casos de maltrato infantil vienen de parte de los padres del infante y el 79% de éstos se registran en el hogar.

La investigación arroja que los casos de mayor caso de violencia infantil en los hogares se registran cuando se comparte con otros miembros de la familia, por ejemplo en vacaciones, fines de semana, reuniones, etc.

Efectos negativos de los niños

Las consecuencias de que los niños sean maltratados física y emocionalmente son muchas, tanto mental como físicamente en casos más extremos el niño se verá afectado. Cuando observamos estos casos, generalmente los niños desarrollan un cuadro de comportamiento llamado las 4 R:

  • Rabia.
  • Rencor.
  • Resentimiento.
  • Rebeldía.

Estas emociones están muy ligadas con los hábitos y comportamientos del niño en edades mayores. Los maltratos que el niño recibe afectan ampliamente su autoestima y la forma en que se relaciona con otras personas.

Como causa del maltrato el niño crece pensando que todo lo hace mal, e incluso existen muchos casos en que cuando el niño se vuelve adulto tiende a repetir los mismos patrones bajo los que fue criado, aunque también hay excepciones.

Como castigar al niño sin maltratarlo

Lo que los padres deben entender principalmente es entender la etapa en la que se encuentra el niño. Muchas veces los adultos suelen reprender a los niños por cosas muy básicas, como por ejemplo llorar cuando están cansados, no hacer silencio o sacarse la comida de la boca y debemos entender que en muchos casos estos comportamientos son característicos de la edad.

Al momento de reprender al niño el adulto debe estar calmado, ya que el objetivo es que el niño cambie su comportamiento y si quien lo reprende está muy molesto, no lo hará de la forma correcta y puede llegar al maltrato. Entre los métodos que puedes usar para sancionar a tu hijo, encontramos los siguientes:

  • Hacerle entender de manera lógica las consecuencias que puede traer su comportamiento.
  • Hacerlo reflexionar sobre su actitud y comportamiento.
  • Acordar con él un cambio de actitud.
  • Negocia con él y privalo de cosas que le gusten, por ejemplo mirar tv o jugar video juegos.

Básicamente a la hora de castigar y sancionar a los niños es importante hacerlo con autoridad firme, pero a su vez de una forma amorosa, sensible e inteligente.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario