Embarazo

Celos en el embarazo ¿Los sufres? ¿Los controlas?

Los celos son una respuesta emocional natural del cuerpo como resultado de un proceso psicológico, el cual no agrada a nadie. Es motivado a una fuerte inseguridad y suelen aparecer por temor a perder algo o alguien que aprecia mucho; en pocas palabras proteger lo que se quiere.

Cuando se está embarazada se activan todos los sentidos y la nueva mamá comienza a sentirse sensible, esto es debido al incremento de progesterona y estrógeno que produce disminución a nivel racional y comprensivo. Los celos aparecen, como puede suceder en cualquier persona, pero cuando una mujer está en cinta, estos celos pueden incrementarse e incluso aparecer así no sea considerada una persona celosa.

¡Yo También voy a ser mamá!

Cuando una futura mamá va a una fiesta, le emociona la idea de que será el centro de atención, que muchos le preguntaran cuanto tiempo tiene, que nombre le pondrá, qué sexo es y le darán todas esas atenciones que se le dan a una embarazada.

Los problemas comienzan cuando llega una amiga a la fiesta y dice “yo también voy a ser mamá”; sin saber porque te entristeces y te comienzan a invadir los celos.

Ten seguridad y comparte tu embarazo

Aunque mueras de los celos, que mejor idea compartir tu embarazo con una amiga que también lo este. Podrían consultarse cualquier duda, ir juntas a ver ropa en las tiendas y darse apoyo la una a la otra en toda esta hermosa etapa; disfrútalo y deja atrás todas esas inseguridades.

Causas de celos durante el embarazo

Las posibles causas de celos que generalmente tienden a desarrollar las futuras madres durante el embarazo son:

  • Cuando otras pueden embazarse pero ellas no.
  • Otras mamás tienen bebés saludables y sabes que el propio tiene alguna deficiencia en el desarrollo.
  • Cuando otras embarazadas tienen hijos del sexo que siempre anhelaste.
  • Tus amigas, pueden disfrutar de un embarazo tranquilo y el tuyo es considerado de alto riesgo.

Técnicas para calmar tus celos

Si haz experimentado alguna de esas sensaciones, siempre podrás colocar en práctica algunas técnicas o consejos para eliminar o por lo menos disminuir esos celos, que solo te ocasionarán estrés y malestar. A continuación, te recomendamos:

Reconoce tus sentimientos

Acepta que estas celosa o que tienes envidia, y comienza a evaluar posibles soluciones, a fin de mejorar tu estado de ánimo.

Habla del tema

Desahógate habla con una amiga o con tus familiares y expresa cómo te sientes sin miedo a ser juzgada.

Trabaja en tu autoestima

Evita tener pensamientos negativos de ti misma, no te compares con nadie, aprovecha tus fortalezas y disfruta.

Busca ayuda profesional

En caso de que los celos se tornen enfermizos acude a tu ginecólogo o un especialista que pueda detectar con mayor facilidad que te afecta y como puede ayudarte.

Recuerda que la bendición de ser madre, son pocas quien pueden disfrutarlo, por ello omite a quienes te dañan o perturban y vive al máximo cada segundo de tu embarazo, a fin que tu bebé se desarrolle sin complicaciones y nazca totalmente sano. Tu prioridad debe ser en todo instante ese milagro que ahora habita en tu vientre.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario