Embarazo Parto

Cesáreas naturales que parecen un parto

La importancia de las cesáreas han venido incrementando en las últimas décadas, estas operaciones que son muy diferentes a un parto natural, pueden salvar vidas a la hora del nacimiento. Cada día, los hospitales y centro clínicos, tratan de humanizar más esta idea, haciendo respetar el proceso que tiene y en algunos casos con la participación de la madre. Con esto, los hospitales buscan mejorar la mejor participación de la madre, habiendo algunos casos en los que la madre saca al niño con sus propias manos.

El doctor Jham Frank Lugo, especialista en cesáreas humanizadas del Centro de Fertilidad Clínica Lugo en la ciudad de Maracay, Venezuela, afirma que este tipo de operaciones se están llevando a cabo cada vez más frecuentes, “lo que buscamos es humanizar las cesáreas y que sean de los más natural posible como un parto”, explica el experto, que comparte fotografías y vídeos de cesáreas naturales en su cuenta de Instagram.

CESAREAS HUMANIZADAS O RESPETADAS

Este nombre lo obtienen debido a que buscan simular lo mayor posible a un parto natural, es decir, un parto vaginal, y no dejando ningún tipo de respeto de lado, estas operaciones buscan simular los mis procedimientos y que la madre sienta casi lo mismo que cuando ocurre un parto vaginal.

PROCEDIMIENTO PARA UNA CESAREA HUMANIZADA

El especialista venezolano, luego de compartir sus cesáreas con el mundo en su cuenta de instagram, nos cuenta como es el procedimiento indicado para llevar a cabo con éxito una cesárea humanizada y que parezca lo máximo posible un parto natural.

Se realiza la incisión en la parte baja del abdomen (vientre), esto se hace en cualquier cesárea, pero la madre puede ver todo el proceso y hasta presenciar cuando la cabeza de su niño sale por primera vez al mundo, esto es sin dudas un momento inolvidable y que es muy emotivo para una madre.

Lo que buscan este tipo de cesáreas humanizadas, es hacer que el bebé nazca solo, recreando el pasaje por el canal vaginal para poder salir al exterior, de esta manera el médico apenas ayuda con sus manos a sacar al niño, aunque también lo puede hacer la madre.

Cada día son más los centros clínicos que adoptan este tipo de operación, a veces siendo escogido por la misma madre. El mejor momento de la vida de una madre es ver a su niño nacer, salir al mundo desde su vientre.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario