Salud

Las mujeres embarazadas sí pueden comer jamón

Hasta ahora se creía que las mujeres embarazadas no podían consumir jamón ibérico ya que les podía transmitir la toxoplasmosis, siendo una enfermedad que puede alterar el desarrollo del feto durante su gestación.

Al igual que cualquier carne cruda, el jamón ibérico al ser consumido por mujeres embarazadas podría transmitir el parásito de la toxoplasmosis a la madre, en los últimos años se han realizado una cantidad de estudios, los cuales demuestran que el parásito muere al procesar la carne para curarla, la cantidad de sal usada para este proceso y las características de la grasa que posee el jamón.

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) han creado un protocolo sobre toxoplasmosis para evitar este tipo de informaciones contradictorias las cuales llegan a las futuras mamás.

El jamón ibérico es, en fin, carne cruda, posible portador del parasito de la toxoplasmosis, que como ya sabemos puede poner en peligro la salud del feto durante su gestación, ante estas posibilidades las mujeres embarazadas habían optado por no consumir más este tipo de carne, para prevenir este parasito y que pudiera afectar a sus bebés.

Este estudio se realizó principalmente en cerdos infectados con el parásito y luego del proceso de curación no quedaba rastro alguno del toxoplasma. Este proceso de curación dura un aproximado de dos años.

Recomendaciones para su consumo

Otra recomendación para mujeres embarazadas que aun tengan dudas sobre si pueden o no consumir éste jamón, es congelarlo, ya que luego de congelado el parásito no aguanta la exposición al frio y por la misma causa se extingue, se recomienda que el tiempo de congelación sea de 2 días a una temperatura bajo 10 grados y de un día a una temperatura bajo los 20 grados.

Uno de los problemas que ven los expertos es que este tipo de jamones generalmente no traen en la etiqueta el tiempo de curación que ha tenido, por lo que representa para las mujeres embarazadas una preocupación, se les recomienda que el jamón lo compren en lugares de confianza y que sepan que el tiempo de curación exceda los 2 años para asegurarse que no tenga toxoplasma.

Por lo tanto es totalmente seguro comer este tipo de jamón cuando su tiempo de curación sea mayor a 2 años, lo compres en un lugar de confianza o de una marca de confianza, que tuviera la temperatura adecuada, ya que con estas características es seguro que el parásito ya esté extinto y no queden rastros de él.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario