Niños

Consejos para educar a tus niños

Cuando se es padre, la vida cambia por completo, ya que deja de ser nuestra propia vida para pasar a ser completamente de ellos. El deber de los padres es cuidar a sus niños, protegerlos, educarlos, darles amor y atención en todo momento, pero lo que más le cuesta a la mayoría de los padres, sobre todo a los padres primerizos, es establecer y hacer cumplir la disciplina en el hogar.

Es entendible que a muchos les cueste, sobre todo porque el amor que sentimos por nuestros hijos hace que nos cueste poner mano dura cuando hace falta. En especial porque en esos momentos los niños creen que sus padres ya no los quieren. Sin embargo, aunque pueda ser fuerte al principio, es necesario y más adelante da sus frutos.

Paso a paso establece patrones

Los psicólogos aseguran que los hijos de padres que imponían carácter a sus niños, a pesar de causarles problemas de pequeños y luego de adolescentes, cuando llegan a la edad adulta suelen ser mucho más agradecidos con sus padres por los buenos consejos y valores que supieron inculcarles en el momento necesario.

Entre los principales consejos que deberías tener en cuenta están;

  • No darle mucha importancia cuando arme una rabieta
  • Permitir que pueda experimentar por sí mismo, pero bajo ciertas condiciones
  • Si hace falta, dile lo que tiene que hacer, pero sin presionarlo
  • Nunca cedas a sus caprichos, mucho menos en público

Durante el desarrollo de nuestros hijos, hay edades claves para la formación de los mismos. En estas edades en particular, la conducta de los niños es más difícil de manejar que en las otras.

La importancia de decir NO

Los primeros dos años de vida de los pequeños, son para muchos padres, la edad más terrible de todas. Y, aunque cueste creerlo, esta edad es como una pequeña adolescencia en la que el niño debe enfrentar el hecho de que ya no es un bebé y debe asumir una nueva conducta en donde impera más la independencia de sus acciones.

Para entender la importancia de establecer límites a tiempo en nuestros hijos, se ha demostrado que al momento de recibir un “NO” como respuesta, el cerebro de los niños comienza a segregar ciertas sustancias que hacen que este trabaje en función de la negativa para poder encontrar una solución al problema. De tal manera que al decir NO, lo estás preparando para que sea capaz de resolver problemas en la vida adulta.

Piensa que el imponer carácter es una forma de demostrarles amor a tus hijos, aunque ellos no puedan saberlo todavía.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario