Embarazo

Consejos para enseñarle a tus hijos a defenderse sin violencia

El acoso escolar es una problemática que retoma mas fuerza con el pasar de los días, como padres tenemos la obligación de educar a nuestros hijos para enfrentar esta situación, claro está, sin usar la violencia.

Muchas veces los padres cegados por la rabia, incitan a sus hijos a devolverle a sus compañeros aquello que le hicieron: “no te dejes”, “pégale también” son solo un ejemplo.

A continuación, te mostramos algunos consejos para que enseñes a tus hijos a defenderse sin ser violentos.

Enséñalo a ser tolerante desde casa:

Primero debes entender que aquellos niños que practican el bullying, también son niños. La violencia principalmente se desata derivado de la intolerancia a la diferencia. Enseña a tu hijo a aceptarse y sentirse orgulloso de lo que es. Así mismo que debe respetar que todos son distintos, por tanto, no puede burlarse de los demás.

Un niño que se siente querido desde casa, tiene mayores posibilidades de triunfar en sus relaciones sociales.

Siempre escúchalo:

No ignores lo que te dice tu hijo, así te lo diga constantemente. Préstales atención a todas y cada una de las cosas que te dice, allí podrás identificar si tu niño está siendo víctima o es victimario del acoso escolar. Pregúntale como procedió e indícale que acciones tomar sin usar la violencia.

Enséñale a expresar sus sentimientos sin agresividad:

Los niños por lo general actúan instintivamente, haciendo que muchas de sus reacciones sean golpear, empujar, gritar y demás. Si no se corrigen a tiempo estas actitudes pueden convertirse en un gran problema en el futuro. Enséñale a identificar sus sentimientos y a controlarlos. Acumular rabias solamente harán que en el futuro se manifieste la violencia.

Ante una situación de enojo, invítalo a respirar, pensar las cosas y a disculparse si así lo requiere la situación.

Dile que no es buena la venganza:

Seguramente tu hijo piensa que devolverle el golpe a su compañero es la mejor manera para sentirse aliviado, sin embargo, esto apenas dura unos segundos y al fin y al cabo terminará haciendo lo mismo que el agresor, usar la violencia.

Enséñale a tu hijo que el dialogo es el camino correcto. Expresar por medio de la voz el desacuerdo y la posible solución harán que la violencia desaparezca y con esto que el relacionamiento mejore. Dile que, aunque sienta miedo debe hacer respetar sus derechos sin usar la violencia.

Evitar situaciones peligrosas:

Dile a tu amigo que hay personas y situaciones de las que es mejor escapar. Ante una situación que les molesta la mejor respuesta es ignorar, no significa cobardía sino inteligencia.

Muéstrale el autodominio:

El niño más fuerte no es aquel que pega más duro, es el que sabe respetar a los demás no importa que tan diferente sean. Enséñale a controlarse, a no dejarse influir ante comentarios negativos y no dejarse llevar por impulsos.

Pedir ayuda no es ser soplón:

Dile a tu hijo que, si se siente amenazado, lo haga saber y busque ayuda. Ante la violencia no puede quedarse callado, pues es una manera de consentirla. Antes de sentirse en peligro o lastimado es mejor buscar la ayuda de un adulto.

Como padres estamos en la obligación de buscar darle la mejor educación a nuestros pequeños, especialmente mediante el ejemplo. Promovamos en casa una actitud de respeto y amor, seguramente esto se verá reflejado en la manera en cómo tu hijo se relaciona con los demás.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario