Bebés

Datos importantes sobre el sueño en nuestros pequeños

Dormir a nuestro bebé en ocasiones puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza, sin embargo, debes comprender que esto hace parte de su ritmo biológico y que evoluciona a medida que se modifica su edad y sus necesidades. Durante los periodos de sueño profundo y regular es que se genera la hormona del crecimiento y se activa también el sistema inmunológico que detecta si nuestro hijo requiere ayuda contra algún patógeno en su cuerpo. Es por esto que muy importante que nuestro bebé duerma, y sobre todo lo suficiente.

Un niño realmente sano duerme bien, esto no incluye los despertares nocturnos, pues todos los tenemos, especialmente los bebés que lo hacen para regular su temperatura, ritmo cardíaco y respiratorio. Además, los recién nacidos deben comer con frecuencia para evitar que sus niveles de azúcar en la sangre bajen. Los pequeños están acostumbrados a dormir desde el útero y es más frecuente en el tercer trimestre del embarazo.

Cabe resaltar que el sueño en nuestros hijos no solo responde a una necesidad de descansar, este también se ve influenciado por su estado emocional, pues un bebé incluso puede sentirse agotado y no lograr dormir en toda la noche al encontrarse sobre-estimulado. Evita las comparaciones con otros niños, los ciclos de sueño de todos son distintos, incluso en los adultos.

Como dato importante, el ritmo de sueño de un niño no predice como será el sueño cuando sea adulto.

Algunos consejos para lograr un mejor descanso de nuestros pequeños:

  • Busca un ambiente relajante, con una temperatura estable, libre de ruidos y olores fuertes.
  • Un baño antes de dormir le permite a nuestro pequeño relajarse y con esto buscar un sueño más profundo.
  • Evita dormir al pequeño con pantallas como el televisor o tablets, elige mejor un cuento o una historia.
  • La leche materna por sus sustancias permite que nuestro hijo se relaje, al sumarle el contacto al tenerlo en nuestros brazos podemos contribuir a un mejor descanso.

No olvides que cada persona, incluyendo los bebés son únicos e irrepetibles, evita comparar, lo que le funciona a alguien no necesariamente le funcionará a otro.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario