Bebés Escuela

Enseña con amor y tu niño tendrá un mejor desarrollo de su cerebro

La etapa más importante en el crecimiento y desarrollo cerebral del niño es entre los 0 y 6 años de edad, en este período los nenes van absorbiendo todas las enseñanzas que le vamos inculcando en nuestro hogar, sin embargo, es en el primero año en el que los niños desarrollan gran parte de su inteligencia emocional

Desde el comienzo de la vida de tu nene, debes aplicar toda la educación con amor y cariño, de esta manera estarás asegurando el bienestar emocional y la maduración cerebral de tu pequeño.

Es sabido que ante el nacimiento de un bebé, se suman importantes cambios en nuestras vidas como padres, y se alza una avalancha de responsabilidades y necesidades que son necesarias gestionar de la mejor manera posible para que tú niño crezca en un núcleo familiar armónico.

EL AMOR Y EL AFECTO DE LOS PADRES FOMENTAN LA SINAPSIS

Los especialistas en el tema, afirman que la edad más importante en el aprendizaje del niño, es a los 3 años, pues, en esta edad el cerebro del niño se somete a los cambios más drásticos. La sinapsis, es decir, la conectividad de todas las neuronas, tiene su auge en este período de tiempo, la información que le puedas educar a tu nene, podría quedar para siempre marcada en sus pensamientos.

El desarrollo emocional de los niños, guarda mucha relación en base a las experiencias vividas en su entorno, por eso como padres debemos tener en cuenta la educación que les estamos dando a nuestros niños y de esa manera aplicar las correcciones necesarias para librar su mente de los enemigos que los acechan, como lo son el estrés y el miedo.

Para fomentar el desarrollo de esta sinapsis, es importante mantener el mismo patrón de crianza que hemos venido utilizando desde siempre, de esta manera la conectividad de la neuronas tendrán mayor efecto en el desarrollo cerebral del nene.

Otra cosa muy importante es la manera en la que somos exigentes con nuestros niños, no podemos prácticamente obligarlos a tomar actitudes como si fuera adultos, recuerden que son niños y no tienen la suficiente condición pensante para desarrollar estas conductas. No puedes atender al niño cuando llore durante los primeros 6 meses y luego quieras quitarle de golpe el llano porque piensas que es momento de “madurar”, eso es un error muy grave que juega un papel negativo en el desarrollo cerebral del bebé.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario