Bebés Escuela

La mezcla perfecta de disciplina y amor

Cuando los padres definen límites también de una forma le están enseñando a controlar sus emociones, al tener alguna reacción cuando algo simplemente no se puede hacer, al conocer que sienten y cómo manejarlos en ese momento, este es el momento ideal para enseñarle a nuestros niños que emociones son válidas.

Es algo tan sencillo como que el niño se puede molestar porque su hermano le quitó el juguete pero eso no es excusas para pegarle, en este caso por ejemplo es cuando los padres deben sentarse con el pequeño y explicarle que no es la mejor actitud, es necesario que el niño entienda que si puede sentir algo pero que hay actitudes que no debe tomar.

Las primeras normas las debes ir formando cuando apenas son bebés, esto lo debes hacer cuando se crean hábitos de alimentación, horario para bañarse y de dormir, de este modo el niño poco a poco va entendiendo que hay reglas que se deben cumplir y de no ser así hay consecuencias de las que se tiene que hacer responsable.

Fijar los límites es necesario para su educación

Debes fijar límites para que el niño entienda que hay situaciones en las que no se puede sobrepasar o simplemente momentos en los que no puede hacer solo lo que él quiera, por esto te traemos alguno consejos esperando te puedan ayudar:

Objetividad

Debemos marcas nuestras normas de forma más concreta, esto debe hacerse demostrándole con amor que lo estamos haciendo por su bien, porque es importante para nosotros y no queremos que nada malo le suceda en algún momento, debemos ponerle limite con frases cortas y bien especificado para que se le haga más sencillo cumplir con esas normas.

Opciones

En ciertas ocasiones podemos dar a nuestros pequeños la opción de elegir entre opciones limitadas, cuestión que entiendan que no son opciones amplias sino solo 2 cosas de 8 que le pueden gustar, al elegir una opción le da sensación de poder y control y logras que reduzca las resistencias, es una forma fácil de lograr que el niño realice lo que queremos

Firmeza

Para este tipo de límite necesitamos un tono de voz seguro, que le demuestre que es una orden que debe cumplir, si le hablamos de forma flexible pues lo que lograremos es que incumpla la norma y a la final de cuenta no logramos nada.

La mejor forma de educar es dando ejemplos, tratándole con amor, con un diálogo constante y respetando siempre al niño, debemos ser el ejemplo a seguir si queremos que el niño aprenda de la mejor manera.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario