Niños

Hábitos para enseñar disciplina a tu hijo

Si bien, todo padre quiere inculcar los mejores valores a su hijo, entre esos valores, se encuentra la disciplina, pero los psicólogos afirman que la disciplina requiere de un proceso, no es algo que se aprende la noche a la mañana y por ende necesita motivación por ambas partes que estos llegue a resultados factibles. Es importante tener en cuenta que en el proceso de enseñanza, debemos aceptar los aciertos y desaciertos que se puedan suscitar, es importante una buena voluntad, una gran paciencia, autonomía y lo más esencial, autoridad.

En este artículo te mostraré algunos hábitos esenciales para que hijo se desarrolle con una conducta disciplinada, esto también hará que crezca en un ambiente armónico y respetuoso.

SEA EL EJEMPLO

Se sabe con exactitud que los niños imitan lo que aprenden de los adultos, desde muy pequeños ellos absorben todo lo que presencian en su entorno familiar. Cuando se trata de educar a nuestros hijos con una conducta disciplinada, el primer pilar de ejemplos debemos ser nosotros, recuerda que por más que ellos imiten todo lo que ven, no tienen el suficiente raciocinio para determinar si esas actitudes pueden repercutir de manera negativa o positiva.

SEA FIRME

Muchas personas confunden ser firmes con ser unos dictadores con nuestros hijos, y es que ser firme juega un papel fundamental en la crianza de tu nene, sirve para que tu niño sepa cuáles son sus prioridades de vida. Sé estricto, no lo dejes salir a jugar cuando aún no haya terminado su tarea, de esa manera se sentirá presionado a ejercer sus prioridades para que luego disfrute de sus tiempo libres, con esto creas una excelente conducta en tu nene.

AME Y ACEPTE A SU NIÑO

Cada persona es única y tiene su manera de ser y comportarse, no espere que su hijo actúe como usted espere, en algunos casos, los padres esperan erróneamente que los hijos tengan la misma actitud que un adulto, cosa que no puede ocurrir, siempre tenga en claro la edad de su hijo y que a medida de que sus hijos sean aceptados y apoyados, van a desarrollar conductas de autonomía y disciplina.

No es necesario que grite y regañe al niño si este no hace lo que usted le indica como padre, recuerde que las enseñanzas con amor y cariño pueden lograr el objetivo anhelado a largo plazo, una buena disciplina.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario