Embarazo

Cuatro hombres experimentan el dolor de parto

Como ya sabemos el útero es un órgano que se contrae para expulsar al bebé, y son estos los dolores que sienten las mujeres a la hora del parto, la cantidad del dolor va a variar dependiendo de varios factores: durante el parto este dolor aumenta, dependiendo también del tamaño del bebé, también depende del tiempo que lleve el parto.

Las mujeres coinciden en una cosa, los dolores de parto son los más fuertes que pueden llegar a experimentar, y que los hombre no serían capaces de soportar, pero desde el punto de vista de los hombres las mujeres son muy exageradas, que el dolor podrían soportarlo sin tanto drama, y es por esto que decidieron llevar a cabo esta prueba, basada en parches de estimulación eléctrica en el abdomen.

Experimento con hombres

Para realizar el examen deben colocarse parches en diferentes partes de u cuerpos, en el abdomen y en la zona lumbar, incluso uno decidió colocárselo cerca de sus partes nobles para simular el parto de forma más natural.

Ellos desde una camilla y una mujer subiendo la intensidad de los dolores como si fueses las contracciones que sienten las mujeres al momento del parto, hasta que no pudieran soportar más el dolor, al llegar a este punto debían gritar la palabra epidural para que la mujer que controlaba la intensidad del dolor dejara de estimularlos y detuviera la actividad eléctrica.

Ayuda a que puedan entender a las mujeres

Con este estudio y el dolor que sintieron les ayudó a entender un poco más a las mujeres y el dolor que pueden llegar a sentir, si bien es solo una simulación y no están en el parto como tal, están sintiendo la fuerza que ejerce en el cuerpo de la mujer el útero para expulsar al bebé, logra que se den cuenta que no es que la mujer sea exagerada o le ponga mucho drama al asunto, sino que el dolor en sí es verdaderamente fuerte.

Uno de los estudiados dice al final del estudio que es increíble ese sentimiento de saber que alguien ha llegado de sufrir tanto para darle la vida a otra persona.

Epidural

Cuando el dolor era ya insoportable debían gritar epidural y acababa el experimento, aparte de ser el salva vidas de estos hombres que se sometieron al estudio, para los que no saben es una anestesia que se utiliza solo si es preciso hacerlo, es decir, no se le coloca a las mujeres solo porque ellas no quieren sentir el dolor.

A la final el estudio no es que sea instructivo, termina siendo gracioso el ver a cuatro hombres gritando a medida que se intensifica el dolor, así que si pensaste que aprenderías algo, olvídalo, no es así.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario