Familia

El vínculo de una madre con su hijo tiene explicación científica

Solo las madres que tienen un pequeño entienden esa sensación tan grande que causa en ellas al verlo dormir, crecer, reír he incluso el dolor que sentimos al verlos tristes. Ese amor incondicional como madre es más que inigualable.

El fuerte vínculo que existe entre una madre y su hijo se da desde el primer momento en el que el pequeño nace, esta conexión es explicada por los expertos.

Amor inigualable el de una madre

Una de las investigaciones publicada por el Journal of Social Cognitive and Affective Neuroscience explica los motivos por el cual se crea ese misterioso vinculo que hay entre una madre y su hijo, y el por que es tan fuerte.

Los científicos implementaron imágenes cerebrales para examinar a las madres y a sus pequeños, específicamente las vías neuronales que subyacen a la empatía. A los participantes de esta investigación se les pidió que pensaran en una situación difícil y luego que imaginarán a un miembro de su familia en la misma situación.

Las madres experimentaron una ‘superposición alta en sí mismas’, es decir, cuando se imaginaron a sus hijos en dichas situaciones, sus cerebros mostraron reacciones casi idénticas a la angustia que se imaginaban.

Sin embargo, como todo en el mundo se encontraron algunas excepciones, por ejemplo, se descubrió que una madre con tendencia narcisista no tenía la misma reacción, sabemos que los narcisistas tienen una gran dificultad para sentir empatía con otras personas o sentir algún tipo de apego.

Este tipo de madres no mostraron las mismas vías neuronales a comparación de las otras madres, en otras palabras, imaginar a otras personas en situaciones angustiantes particularmente no es molesto para ellas.

Con relación a los resultados, los autores del estudio explicaron que las madres tienen in deseo innato de dar sentido y responder a los sentimientos y comportamientos de sus hijos a lo margo de sus vidas.

Ese sentimiento materno tiene profundas bases evolutivas a nivel neuronal, cumplen la función de proteger a su propia descendencia.

Lo que sorprendió en el estudio es que los investigadores también descubrieron que los hijos experimentaban la misma empatía por sus madres, todo en sí dependiendo de la fortaleza de sus relaciones. De hecho. Cuanto más cercano se es el vínculo entre la madre y su familia mayor es la capacidad de empatía en sus hijos.