Niños

¿Es aconsejable que nuestros hijos usen cepillo de dientes eléctrico?

Como padres debemos estar muy pendientes de la salud bucal de nuestros hijos, además de cepillarse todos los días, también debemos supervisar que lo hagan bien y dediquen el tiempo suficiente a esta actividad.

Esta situación se convierte en la mayoría de los casos en una constante lucha, y para facilitarnos la vida recurrimos a los cepillos eléctricos para que nuestros hijos encuentren esta actividad un poco más divertida y mejoren su cepillado. Sin embargo es importante preguntarse ¿es esta la mejor opción para que nuestros hijos se conviertan en unos expertos cepillando correctamente sus dientes?

En primera instancia es necesario determinar la diferencia entre un cepillo manual y un eléctrico:

Cabe destacar que el cepillo eléctrico fue desarrollado con el fin de facilitar el cepillado a personas con capacidades motoras limitada, sin embargo su impacto fue tan grande que ahora es utilizado por todos.

Estudios han demostrado que con una técnica y duración adecuada, el cepillo manual puede ser muy eficaz, sin embargo, para aquellos que no son constantes con esta actividad, el cepillo eléctrico puede ser un gran aliado si se siguen rigurosamente sus instrucciones. En el caso de los niños deben motivárseles a usar un cepillo manual pues está en etapa de desarrollo motriz, por tanto es fundamental motivarlo y enseñarlo a cepillarse.

Debemos tener en cuenta que no es igual la capacidad motriz de un niño de 13 a uno de 5 años, primero necesitamos que los más pequeños comiencen a desarrollar sus capacidades motrices utilizando un cepillo manual, teniendo en cuenta que los eléctricos suelen ser más pesados y grandes,  haciendo que esta actividad se les dificulte a nuestros pequeños.

También es importante supervisar la calidad del cepillado, pues en ocasiones nuestros hijos no lo hacen correctamente o se cepillan solos y podrían hacerlo mal. Es importante que antes de pensar comprar un cepillo eléctrico lo consultes con un odontopedriatra, quien te dirá si es pertinente o no comenzar a utilizarlo.

Personalmente pienso que el cepillo ideal es con el que el niño y los padres se sientan cómodo y tranquilo y que a la vez haga mejor su labor para eliminar la suciedad.

Respecto a las características de un buen cepillo eléctrico infantil, se debe tener en cuenta que este sea recargable y no de pilas, principalmente porque el eléctrico siempre funciona a la misma velocidad mientras que el de pilas no, pues se disminuye a medida que se agotan.

Busca que este cepillo sea de rotación-oscilación y con temporizador, que indique el tiempo que se debe destinar al cepillado de los dientes, alrededor de 2 minutos.

Como conclusión podríamos decir que no es el tipo de cepillo el que determina la calidad del cepillado sino una técnica adecuada. No podemos pensar que es mejor uno eléctrico pues nuestro hijo no se sabe cepillar manualmente, pues necesitamos que el pequeño adquiera un hábito y aprenda a tener una buena higiene. Como padres debemos motivar a los niños a cepillarse y concientizarlos de lo fundamental que es esta actividad durante toda la vida.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario