Salud

Cómo evitar el contagio del zika en nuestros niños

Aprender a evitar esta enfermedad infectocontagiosa como lo es el zika es muy importante. La misma puede ocasionar grandes estragos en la salud de cada miembro de nuestra familia, especialmente en niños y personas de la tercera edad.

La enfermedad del zika es una enfermedad infectocontagiosa que al igual que el dengue o el chikungunya es trasmitido por un mosquito. A ese insecto se le conoce como “Aedes Aegipty” y ha cobrado la vida de miles de personas en diferentes partes del mundo.

Los lugares que han sido más afectados por esta terrible enfermedad son Asia, África y Suramérica. En esos continentes se da más fácil la proliferación del mosquito gracias a su clima tropical, que posee mayor humedad en el aire y las temperaturas rondan los 20 grados.

Generalmente el virus del zika se trasmite por medio de la picadura de un mosquito infectado del género Aedes. La persona puede ser picada por el insecto en cualquier momento del día, pero hay más riesgo en la noche o al amanecer.

Síntomas que acompañan al zika

Los síntomas de esta enfermedad se manifiestan de 2 a 8 días después de ser picado por el mosquito y pueden ser los siguientes:

  • Debilidad en el cuerpo.
  • Dolor en músculos y articulaciones.
  • Dolor de cabeza.
  • Puede presentarse conjuntivitis.
  • Fiebre alta.
  • Erupción en la piel de puntos rojos acompañada de comezón.

La persona infectada no tiene necesidad de ser hospitalizada y al cabo de una semana los síntomas se le irán disminuyendo, hasta recuperarse por completo. Pero en el caso de las mujeres embarazadas la enfermedad puede agravarse mucho más e infectar al feto durante su desarrollo.

Recomendaciones para cuidarse del contagio

Estas son algunas medidas que se pueden aplicar para prevenir la picada del mosquito y también su proliferación.

  • Usar constantemente un repelente para mosquitos.
  • Sacudir sabanas y cobijas antes de acostarte, e igualmente revisar la ropa y el calzado por si algún insecto se encuentra alojados en ellos.
  • Lavarse bien las manos con agua y jabón antes de comer o de preparar los alimentos y también después de ir al baño.
  • Revisar en el hogar que no existan contenedores ni objetos con agua empozada, ya que allí el mosquito permanece y se reproduce.

Ya que conoces más de esta enfermedad del zika y cómo prevenirla, protege a todos los miembros de la familia, mantenlos informados y toma las medidas necesarias a fin de evitar que se propague la enfermedad.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario