Embarazo

Fertilidad y Endometriosis

La endometriosis es una anomalía que se presenta producto del tejido que se encuentra en las trompas de Falopio, éste al momento de la menstruación no logra ser expulsado, quedado adherido a las mismas, o bien a las paredes del útero, lo que impide la liberación menstrual y a su vez la de los óvulos fértiles.

Ante esta anomalía el cuerpo no manifiesta dolores ya que esta es una enfermedad asintomática, pero si suele manifestarse con la ausencia o bien las alteraciones de los ciclos menstruales, ante este indicio lo recomendable es acudir al médico.

Tratamiento

La endometriosis, puede presentar dos niveles uno leve, acorde al cual puede ser tratado con terapias hormonales, bien sean por medio de la ingesta de pastillas con ciertas cargas de hormonas que el cuerpo requiere para la liberación natural del endometrio, o por el contrario por las terapias alternas de colocación de inyecciones de hormonas.

En otras circunstancias, es necesaria la intervención quirúrgica por medio de laparoscopia, en muchas ocasiones las operaciones resultan lo suficientemente eficientes quedando la mujer encinta los meses.

Lo peculiar de la endometriosis, es que como esta obedece a un proceso natural de la mujer,  o sea, puede resurgir si ha pasado tiempo de la aplicación del tratamiento hormonal, de aquí la preponderancia de siempre asistir al médico y cumplir con los medicamentos y terapias que el doctor recomiende, necesariamente deben cumplirse los horarios puntuales de los medicamentos o tratamientos para un correcto funcionamiento de los mismos.

Consecuencias

La endometriosis es una de las principales causas de la infertilidad, por constituirse en la obstrucción para el paso de espermatozoides o bien por conformarse como una pared que imposibilita  la fecundación del mismo.

Cabe recalcar que las visitas al médico, no deben obedecer únicamente a complicaciones o enfermedades;  a este respecto, la endometriosis es una de las principales causas de la infertilidad en la mujer, por lo tanto, no es necesario esperar que esto suceda, sino, prevenirla con las visitas periódicas al médico.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario