Escuela

Enseñar a tus hijos a decir Gracias, Buenos días y Por favor

Estos valores, son más que cortesía que puedes enseñarles a tus hijos desde temprana edad y que serán bien recibido por las demás personas en el ámbito en donde se encuentren. Estos les ayudarán a fortalecer el respeto y tener reciprocidad de las personas que les rodean.

A este tipo de valores por lo general, no se le presta la atención necesaria. Es importante que esta atención se dé desde una edad tempana y hacerlo un hábito para que tu hijo se adapte a hacerlo con frecuencia y las veces que sea necesarias.

Muchas veces los padres cometen el error de comenzar a enseñar este tipo de valores al momento que el niño comienza a hablar. Es interesante como el cerebro de los pequeños puede parecer una esponja y absorbe cualquier tipo de información que se les proporcione desde pequeños, tanto así que pueden identificar hasta tonos de voz y expresiones en la cara de sus padres.

Arma infalible para el cerebro del niño

Desde el hecho de bañarlos hasta alimentarlos, puede dejar una marca en el cerebro del niño que forjará la reacción emocional que tendrá el niño en el futuro, ya que el cerebro esta “programado”, por decirlo de alguna forma, para conectarse con otros cerebros por medio de la interacción que estos tienen a diario con las personas a su alrededor.

Es por esto que es recomendable que el niño desde temprana edad sea tratado con respeto y se acostumbre a escuchar la palabra “gracias”, con esto entenderá que es una palabra de gran fuerza que el día de mañana le ayudará para muchas cosas.

Si bien es cierto que un niño de una edad comprendida entre dos y tres años aun no comprendan el valor de decir “gracias”, “buenos días”, “buenas tardes”, es necesario que se le inculquen para que pueda recibir el mismo respeto y trato por las demás persona en esta etapa tan importante para ellos.

La reciprocidad

Al momento en que el niño descubra lo que gana al repetir estas palabras, nada será lo mismo para él, ya que comenzará a darse cuenta que estas palabras “le abrirán muchas puertas”, por así decirlo, y que no es simplemente una palabra que sus padres tratan de imponerle.

Esto sucederá aproximadamente cuando tu hijo esté llegando a los 7 años de edad, ya que es en éste momento cuando comience a entender el valor de la amistad y del respeto. Recuerda que cómo padre deberás siempre educar, corregir, aconsejar y dar el buen ejemplo a tus hijos, porque ellos serán en parte una copia de lo que tú eres en la actualidad.

Tags

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario