Bebés Escuela Familia

¿Cómo recibe nuestro hijo a un nuevo bebé?

Ese hermoso momento en el cual traemos a un nuevo integrante a nuestra familia, y luego de nueve largos en muchos casos, dolorosos meses, estamos listas para dar a luz y oficialmente convertirnos en madre de un pequeño ángel que viene a alegrarlos la vida entera. ¿Lo recuerdas?

Ahora vuélvetelo a imaginar unos 4 o 5 años después, pero en esta ocasión, sería un segundo ángel el que estarías trayendo al mundo, y resulta que tu hijo mayor está allí abrazándote justo antes de que des a luz, y aunque este sonriendo y emocionado por la situación, ¿Cuáles son sus verdaderos sentimientos?

La verdad es que para el hijo mayor, ese abrazo representa algo mucho más grande que el nacimiento de su nuevo hermanito o hermanita, ese abrazo contiene miles de emociones juntas que desembocan en una sola acción: la despedida.

Y sí, ya sabemos que lo anterior, sonó increíblemente dramático, pero ya te vamos a explicar por qué es una despedida. Y es que tu hijo mayor está consiente que ya nada será lo mismo, él sabe que dejará de ser el consentido de la casa y lo más importante en el diario vivir de sus padres, para convertirse en una persona más dentro de la casa, o al menos, eso es lo que cree internamente.

Es importante explicarle todo

El cambio puede ser muy brusco para el hijo mayor, pues ya nada será como era antes, sus acciones no serán el foco de atención de la familia, a menos que tengan que ver directamente con el bebé, ya no le prestarán la misma atención, pues todos los ojos estarán sobre el nuevo miembro de la familia.

Asimismo es normal que te sientas culpable y hasta estresada ante esta situación. Es como si destronaras al rey de la casa, de su trono forrado en brillantes. Comienzas a dudar sobre la manera en la cual deberás querer a ambos niños, sobre cómo tratarlos y hasta la forma en la cual vas a dividir tu amor y tus caricias.

Y aunque parezca increíble, sí es posible dedicarle la misma cantidad de tiempo y cariño a ambos por igual, solo necesitas práctica, orden y lógicamente, tiempo. Es importante que sepas que al tener un nuevo hijo, la cantidad de amor dentro de ti crecerá y se multiplicará por dos. Así como es importante que le hagas saber a tu hijo mayor que es así y que por nada del mundo debe sentirse destronado, sino que ahora debe compartir un pedacito del él.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario