Escuela Niños

Los hijos se portan peor con sus madres

Como madre, ¿Nunca has sentido que tu hijo se comporta de una manera distinta contigo a como lo hace con su padre? ¿O que cuando tu estas cerca, comienzan a hacer más destrozos de lo habitual? Si es así, entonces permíteme decirte que todas tus dudas están en lo correcto.

Un reciente estudio demuestra que el comportamiento de los niños tienden a cambiar drásticamente cuando sus madres se encuentran a su lado, a cuando es el padre el que está allí, un comportamiento que al pareces es totalmente común, y que se ha visto en numerosos casos, pero ¿Por qué sucede esto?

Según la opinión colectiva, esto se debe a que los niños pasan mucho más tiempo con sus madres y por esta razón las ven como individuos más cercanos y con menos autoridad, vamos, como una amiga más. Mientras que en por otra parte, se piensa que es porque los niños sienten que sus madres son “más blandas” que sus padres y por eso pueden hacer lo que quieran con ellas.

Sin embargo, todas estas afirmaciones esta extremadamente alejadas de la realidad, pues este estudio del cual te vamos a hablar, afirma que la verdadera razón por la cual los hijos son más desobedientes e incontrolables con sus madres, se debe a una feromona.

En qué consiste el estudio

La universidad de Washington investigó a más de 500 niños y sus familias, hasta confirmar que la razón por la cual este fenómeno ocurre, es netamente por algo genético. El estudio se basó en diferentes variables en el comportamiento de los niños.

Lo que concluyó que casi el 100% de los bebés de 8 meses en adelante, al ver a su mamá entrar en la habitación, eran más propensos a comenzar a llorar, orinarse, hacer pataletas y todo con tal de llamar la atención de su progenitora. Mientras que con la presencia de su padre, el comportamiento cambiaba totalmente hacia uno calmado y apacible.

Esto demuestra que se trata de una situación de feromonas, pues incluso con bebés que sufren de dificultades para ver, el resultado fue igual de sorprendente, ya que al escuchar la voz de la madre o simplemente olerla, comenzaban a llorar y a pedir alimento aunque ya hubiesen comido.

La realidad de la situación

No obstante, a pesar de todas las pruebas que ya te hemos mostrado, es momento de decirte que este estudio ¡ES TOTALMENTE FALSO! Y que nació como una broma de la web para madres “Mom News Daily”, y que realmente aún no se conoce una razón por la cual los bebés actúan de manera distinta con sus madres, sin embargo, esto no deja de ser una realidad y aunque el estudio sea falso, todos sabemos que los hijos sí se comportan distintamente con cada miembro de su familia.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario