Hogar Niños

La importancia de los lazos afectivos entre primos

Crear vínculos emocionales en el núcleo familiar es fundamental para que los niños puedan formarse de forma saludable, con madurez emocional y buenos lazos afectivos, que son la clave para que las personas puedan relacionarse socialmente con otras personas a medida que se van desarrollando.

En el núcleo familiar, cada uno de los integrantes cumple un papel importante. Sin embargo, muchas veces el papel que cumplen los primos de nuestros niños es un tanto subestimado o relegado a segundo plano.

Ese patrón es un terrible error, ya que, aunque los adultos sirven como modelo para el aprendizaje y formación de los niños, y la mayoría de las conductas que éstos toman vienen de los padres, abuelos o incluso de los tíos, el poder relacionarse con primos de su misma edad o de edades próximas, les va a servir para reforzar el proceso de aprendizaje.

Muchos niños ven en sus primos lo que no encuentran en sus hermanos; en ellos pueden contar con un amigo y, en ocasiones, también aprenden mucho de las experiencias compartidas con estos.

Lo puntos que debes tomar en cuenta

Los vínculos afectivos entre primos sirven como la primera interacción social que nuestros niños tienen con personas que están a su mismo nivel. Los lazos afectivos que puedan desarrollar con ellos les servirán de mucho en varios aspectos. A continuación, nombraremos algunos de estos beneficios:

Sus primeros amigos

Los primos suelen ser las primeras personas con las que nuestros niños se sienten en confianza de crear vínculos afectivos. Dada la cercanía y lazos sanguíneos que los unen. Junto a ellos, muchos suelen compartir buena parte de su juventud, jugando y aprendiendo.

Desarrollan buenos valores

Al convivir con otros niños de su edad, aunque sea por espacios de tiempo cortos, nuestros niños pueden desarrollar cualidades como la bondad, compartir, escuchar, perdonar, entre otras características que sólo son posibles de obtener a través de la convivencia.

Un vínculo que dura toda la vida

Los primos son esos amigos que duran para toda la vida. Como los conocemos desde pequeños, la confianza y emociones que los unen son difíciles de romper, aunque pase el tiempo.

Alguien con quien recordar buenos momentos

La infancia es la etapa más dulce del ser humano, repleta de buenos momentos y experiencias que resultan más agradables si se vivieron al lado de personas a las que amamos como si fuesen parte de nosotros.

Ahora que sabes todo esto, sólo queda de tu parte hacer que tus niños se relacionen más con sus primos, a fin que estrechen lazos de amistad y crezcan sanos y felices. Además ofréceles la oportunidad de vivir en un ambiente sano, tranquilo, lleno de amor y amistad, donde puedan sentirse seguros y valorados en todo instante.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario