Escuela

Una madre advierte sobre la asquerosidad que encontró dentro de la famosa jirafa Sophie

La jirafa Sophie se vendió en casi todos los países del mundo, con excepción de 8. De esta forma, rápidamente se convirtió en el mordedor más famoso del mundo. Muchas madres decidieron comprar esta simpática jirafa a sus hijos para que jugaran con ella y a su vez, la mordieran para calmar las molestias de la etapa en que los dientes comienzan a salir a los bebés.

Dana Chianese, dentista pediátrica y madre de dos bebés, también decidió comprársela a sus pequeños y éstos la usaron durante varios meses. Sin embargo, un día cualquiera ella decidió cortarla a la mitad y fue grande su sorpresa al ver la gran cantidad de moho que había dentro del inocente juguete.

Varias madres han presentado el mismo problema

La jirafa Sophie, es muy suave al tacto, tiene un agradable olor y es blandita. Tiene partes sobresalientes que la hacen muy “mordisqueable” para los niños. También tiene un pequeño silbato en un agujero que ocasiona que al apretar el juguete este suene.

Dana y algunas otras madres comentaron que cualquier día levantando lo que se había convertido en el juguete favorito de sus hijos e incluso en ocasiones al lavarlas, sintieron un olor desagradable proveniente del agujero, fue allí cuando la cortaron a la mitad y descubrieron el moho de color oscuro por el que estaba cubierto el interior del juguete.

El peligro de los juguetes con agujeros

Los juguetes con agujeros, sean mordedores o no, mientras sean muy blandos y los niños puedan agujerear con los dientes representan para ellos un peligro potencial.

Éstos son peligrosos porque los niños los muerden, los llenan de saliva, juegan con ellos a la hora del baño y en cada una de estas situaciones el juguete va recibiendo humedad constante por cada agujerito y así puede terminar lleno de moho en su interior tal como la jirafa Sophie.

¿Cómo limpiar los juguetes de la forma más segura?

Para asegurarnos de que los juguetes suaves y “mordisqueables” que usan nuestros hijos estén correctamente limpios, te damos a continuación tres trucos para limpiarlos:

  • Dejarlos remojando durante una hora en una mezcla de media taza de vinagre y un litro de agua caliente, enjuagarlo varias veces y dejarlo secar ala aire.
  • Lávalos en el lavavajillas si tienes la oportunidad.
  • Sumérgelos en agua y luego límpialos con un cepillo para ayudar a remover el moho.

Ten presente en todo momento, que debes estar atenta a todo lo que tu hijo se lleve a la boca, en especial este tipo de mordisqueables. Es importante siempre asegurarnos de que todas las cosas que usan nuestros hijos están bien limpias para evitar posibles infecciones y enfermedades. ¡Su salud y cuidado es lo principal!

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario