Niños

La importancia del deporte en los niños

Siempre se ha hablado de lo importante que es realizar ejercicio, con el fin de mantenerse con salud, corporal, mental y espiritual, además de tener un buen estado físico y autoestima, sin embargo, poco se ha hablado del deporte en la infancia, el cual favorece a los niños, a llevar una vida más equilibrada, y los aleja del sedentarismo desde edades tempranas.

Cada niño tiene un cuerpo y habilidades diferentes, por lo que es importante, estimular, desde el juego al aire libre, y descubrir sus inclinaciones por algún tipo de deporte en especial. Los beneficios serán innumerables, pues el deporte potenciará el desarrollo físico y emocional del niño.

De acuerdo con el reciente estudio realizado por la Universidad de Granada, publicada en la revista científica Neuroimage, la cual es parte de un proyecto internacional desarrollado conjuntamente por el Instituto Mixto Universitario de Deporte y Salud y el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento de la UGR.

el deporte está “ligado a un mayor volumen de la materia gris en numerosas áreas del cerebro.” Lo que quiere decir que los infantes que practican con mayor frecuencia deportes, tienen mayores resultados positivos en la escuela.

En la investigación se testeó a unos 2.038 niños y adolescentes de España con edades entre seis y 18 años, y en esta se indago acerca de la posibilidad de que un mejor estado físico está relacionado con el desarrollo cerebral, el resultado fue positivo.

Se determinó que los niños que realizan actividades físicas constantemente, tienen mejor salud mental y física, y adicionalmente, cuentan con un óptimo y saludable desarrollo cerebral, por ende tienen un adecuado nivel académico. La razón científica, es que los niños con un mejor estado físico tanto motriz, como aeróbico tienen un mayor volumen de materia gris en el cerebro.

Así es como un niño que se relaciona con el deporte, tiene mejor capacidad cardiorrespiratoria, incrementa su fuerza muscular y además aporta a su desarrollo educativo. Obteniendo mejores capacidades de aprendizaje, debido a que los procesos motores y visuales son más estables y desarrollados.

Según Irene Esteban Cornejo, investigadora de este estudio, “Tener altos niveles de aptitud cardiorrespiratoria y motora puede, hasta cierto punto, reducir el riesgo de fracaso escolar. Por lo que se deben hacer esfuerzos para promover las actividades físicas para niños y adolescentes que incluyan ejercicios aeróbicos y tareas motoras para mejorar la capacidad cardiorrespiratorio y motora, mejorando así el desarrollo académico”

Realizar deporte desde edades tempranas, previene la obesidad, el desarrollo de ciertas enfermedades, además mejora la salud mental y cerebral, permitiendo un desarrollo complementario en los niños, por lo que es recomendable que se alejen del sedentarismo y practiquen el deporte que más les guste, bien sea nadar, montar en bicicleta, bailar, o simplemente correr al aire libre.