Niños

Lo que logra tu sonrisa

Hijo mío, no sabes lo que pasa cada vez que sonríes, el planeta entero se contagia y ríe contigo. Ese gesto tan hermoso y agradable, alimenta mi alma desde el día que te vi nacer. Borras la historia de mi vida y cada tristeza que estuvo en ella.

Tu sonrisa alivia el dolor y el sufrimiento, los cega ante el brillo que irradia tú ser. Aunque no lo entiendas hijo adorado cada vez que sonríes llenas mi vida de esperanza. Tú eres la razón de mi felicidad, nutres mi ilusión y reconfortas mi corazón. Sin duda tu sonrisa es mi salvación.

Tu alegría me cambia el día

Desde el momento que sonríes mi cansancio desaparece y no vuelve más, pero le da paso a la fuerza de mi interior para seguir luchando. No hay nada más especial en el universo que ver esa mueca tuya, el mejor regalo que dios le dio a un ser humano.

Lo blanco y negro se convierte en color, la oscuridad se vuelve luz, cuando muestras de esa forma tan simple tu felicidad. Gracias a tu alegría siento que hago bien las cosas porque me embarga una sensación de satisfacción.

Cuando sonríes entiendo la importancia del amor y de todos sus misterios. Tu alegría es tan especial que con ella se puede crear una hermosa pieza musical o inspirar un poema. La humanidad se detiene solo para verte sonreír.

Tu sonrisa cura

Cada vez que veo tu hermosa sonrisa hijo mío, todos mis males se curan, sana mis dolores, esfuma mi sufrimiento y evita cualquier enfermedad. Extrae de mi cuerpo la tristeza y disipa de mi mente toda duda.

Tu sonrisa es una brújula que me muestra el camino cuando estoy perdido. Alimenta mi alma con fuerza y valentía para seguir luchando cada vez que caigo. Cuando muestras esa inocente mirada no puedo hacer otra cosa que pensar en ella.

Eres el mejor regalo que la vida me ha otorgado, simplemente un milagro de dios convertido en un ángel para curar todas mis heridas y alegrarme la vida. Sin ti no sabría qué hacer y mundo se desquebrajaría en mil pedazos.

Mi pequeño amor, mi orgullo, mi anhelo, desde que naciste y te sostuve en mis brazos vi el hermoso futuro acercarse. Contigo he crecido, madurado y comprendido que tener un hijo es algo indescriptible y más cuando sonríe para alegrarme el día.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario