Niños

Un piloto de avión ayudó a madre de 4 hijos

En el mundo se escuchan historias de cualquier tipo, pero ninguna como la de un piloto de avión dándole un biberón a un bebé en un vuelo comercial. Pero resulta que ocurrió, y el bebé era de una pasajera, que no podía cuidar a todos sus hijos a la vez.

La mujer viajaba sola con sus cuatro pequeños hijos en un avión, y si le ha tocado a algún padre viajar de esa forma, sabe que no es nada agradable. Ya que los niños en un lugar sin tanto espacio y sentados por tanto tiempo tienden a ser más inquietos.

Hay mayor riesgo de que alguno o todos se pongan a llorar porque se sienten aburridos, con sueño, hambre o simplemente por malcriadez. En el caso de la señora con sus cuatro hijos, ocurrió todo lo mencionado.

Como empezó todo

Ya sabemos que una madre sola no puede viajar con cuatro hijos en un avión, si no hay otra persona adulta que la pueda ayudar. Pero ante la premura de la situación y para no negarle el derecho a viajar, se tendría que buscar a ese alguien que la asistiera, pero ¿Quién?

Pues ese alguien apareció y fue el que menos nos podríamos haber imaginado. El que ofreció la ayuda fue uno de los pilotos del avión, que por su buena voluntad se hizo cargo de uno de los bebés.

El nombre de ese piloto es Tom, y cuando le estaba dando de comer a uno de los bebés, una compañera de trabajo le tomo una foto.

La misma se volvió famosa en las redes sociales no porque estaba cargando al bebé, sino por la buena acción de dedicarse ayudar a la mujer con el cuidado de uno de los niños durante todo el vuelo.

Ayudemos a los demás

El mundo necesita más personas de noble corazón como Tom, que estén dispuestos ayudar sin importar la situación y sin esperar nada a cambio.

Todos los días a cada hora se dan situaciones en donde las madres que cuidan a sus hijos solas necesitan un poco de ayuda. Allí en esos casos falta gente como ese piloto que no tenía por qué dejar subir a esa mujer al avión, por cumplir ciertas normas de seguridad de la aerolínea.

Ayudemos a las personas sin esperar nada a cambio porque eso es lo que realmente llena nuestra alma y nuestro corazón.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario