Bebés

Desafío al destino: Bebé nació a través de su madre muerta

Sin duda esta historia hará reflexionar al público general, en especial a todos aquellos padres que día a día hacen hasta lo imposible por sus hijos.

Puede resultar confuso, pero así lo es. En el año 2016, y contra todo pronóstico médico, nació un bebé prematuro cuando su madre de 41 años de edad no se encontraba consciente de sus facultades físicas, emocionales y mentales.

En Polonia, un bebé de seis meses y medio nació a través de una cesárea que le fue practicada a su madre que se mantenía viva artificialmente, luego que dos meses antes que falleciera a causa de un cáncer cerebral que se le diagnosticó tiempo antes de enterarse del embarazo.

El amor de madre es infinito

Luego de conocer la situación en la que se encontraba, aquella mujer luchó hasta el último minuto de su vida para ver nacer a su primogénito, sin embargo, su sueño jamás se cumplió.

En vista de los sentimientos encontrados entre ver fallecer a su alma gemela y un hijo que aún no conocía, pero que tenía un vínculo emocional, el esposo mujer decidió cumplir su sueño a través de los avances médicos.

Contra todo pronóstico, luego de analizar el estado crítico de la futura madre que ya había fallecido, los médicos decidieron jugar con la ciencia y el destino para ver nacer a la criatura. Con el estado vegetativo de la mujer, los galenos tomaron la decisión de conectarla a diferentes aparatos que retomarían las funciones de los órganos que ya se habían paralizado para que el bebé continuara su gestación hasta una fecha determinada.

Una vida artificial

El momento del alumbramiento fue tan inesperado, como el método de gestación. De acuerdo con un equipo médico altamente calificado y unos exámenes previos, el infante debía nacer a las 30 semanas, sin embargo, el cuerpo de su madre no resistió hasta esa fecha.

Era ahora o nunca. Con apenas 26 semanas de gestación el bebé nació con un kilo de peso y gracias a las atenciones médicas, lentamente se recuperó de todos los tropiezos que llevó antes de nacer. Igualmente, se conoció que después de estos episodios de incertidumbre, el bebé goza de una buena salud.

¿Suerte o desafío? Sin importar lo que sea, se trató de un milagro de la vida que logró atravesar todos los obstáculos colocados en el camino. Esta historia nos demuestra el amor de los padres por sus hijos, y que ellos harían lo que fuese por sus pequeños, con tan solo verles sanos.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario