Bebés Escuela

Sacudir al bebé es un maltrato

Muchos padres no saben que sacudir fuertemente a sus hijos cuando están bebés, es una forma de violencia que puede causar hematomas y lesiones cerebrales. Este tipo de maltrato hacia el niño se le llama “Síndrome del bebé zarandeado”.

No solo puede presentarse cuando el niño es bebé, sino a cualquier edad, porque se considera una forma de maltrato físico. Solo que es más común ver este tipo de violencia en niños pequeños por la consecuencias que trae.

Daños que pueden producirse fácilmente en niños pequeños motivado a sus estructuras cerebrales que son más frágiles. Las paredes, venas y arterias del cerebro del menor a esa edad tan corta están apenas fortaleciéndose.

Si el niño es sacudido de manera tan violenta por parte del padre, puede ocasionarle una hemorragia cerebral y a su vez la muerte. En otros casos estas lesiones cerebrales pueden producir en el bebé síntomas como somnolencia, falta de atención, llanto e irritabilidad.

Importantes centros de pediatría señalan que casi el 20% de los niños diagnosticados con este síndrome fallecen. Y otro 60% de los niños queda con alguna discapacidad motora, y su expectativa de vida es mucho más corta, si le compara a la de un niño sin haber sufrido el trauma.

Se pensaba que era un juego

Algunos padres alegaban que las lesiones halladas en sus hijos no eran a propósito, ya que se producían por medio del juego. También ocurrían otros antecedentes cuando madres inexpertas por desesperación sacuden al niño para poder calmarlo y que deje de llorar.

Pero sea cual sea la excusa a la final le trae al niño graves consecuencias en su desarrollo. Es tan preocupante la situación, que muchos médicos no detectan las causas de los síntomas del bebé, porque el síndrome del zarandeo se puede confundir con otras patologías.

Los padres no comunican la verdad a los médicos por miedo a las represalias o por un sentimiento de culpa. Una de las características que diferencia a este tipo de maltrato físico de otros, es que pasa inadvertido.

Algunas veces la madre puede notar a su hijo ausente, ido, que no la mira y esto puede deberse a una lesión cerebral. Por lo cual si se llegara a presentar el caso, habrá que comunicarle al médico del niño para que le realice ciertos estudios urgentemente.

Sacudir a un niño así sea por juego no es algo prudente y bueno para él. Cuida a tu bebé y trátalo con amor porque él es el futuro de la vida.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario