Bebés Escuela

Cómo educar a mi hijo para que no se deje manipular por sus amigos

Desde que nuestros hijos comienzan la etapa escolar, se amplían sus relaciones personales más allá del ámbito familiar, comienza a pasársela con grupos de amigos, sabemos que en todos los grupos hay personas líderes y personas que se dejan dar órdenes, el problema comienza cuando tu hijo hace cosas que no quiere hacer o se comporta de manera diferente cuando esta con otras personas.

La solución a este problema es educarlos para inculcarles valores positivos que ayuden al desarrollo de una personalidad independiente y autónoma, debemos reforzar su autoestima, enseñarle a confiar en sí mismo y no dejarse influenciar por otros niños, enseñarle a decir “NO” es fundamental en esta situación, dejar que expresen libremente sus opiniones y confiemos en nuestros hijos.

Señales que nos indiquen que nuestro hijo está siendo manipulado

Cuando nuestro pequeño está siendo manipulado por otra persona notamos que realiza un cambio radical en la manera de comportarse, varían muchos aspectos de su vida que por ser tu hijo y conocerlo sabes que le gusta, ejemplo, su forma de peinarse y vestirse, todo con la finalidad de parecerse más a su amigo.

Otras de las señales es que siempre va a defender a su amigo a como dé lugar, no presta atención a lo que dices y hace solo lo que su amigo le pide y depende de su amigo aunque no lo acepte. Tenemos que prestar atención a cualquier cambio de alguna de esta índole y atacar desde el principio la situación para que no se convierta en un problema mucho más grande.

Características de los amigos manipuladores

Estos niños manipuladores tienden a tener ciertas características que harán que los identifiquemos. A continuación te presentamos algunos patrones que asumen, a fin que te sean más fácil identificarlos:

  • Se creen los mejores y para ellos siempre tienen la razón, es por esto que son autoritarios y llegan a imponer criterios a los demás.
  • Cortan la libertad de expresión del otro niño en cuestión.
  • Obligan a los otros a hacer cosas que no quieren y que ellos tampoco harían porque saben que está mal.
  • Son expertos cuando de chantaje se trata, logran hacer sentir mal a los demás.
  • Logran hacer que los otros niños duden de sus propias capacidades con la finalidad que confíen solo en ellos.
  • Suelen atacar los puntos más débiles de los demás para que sean más sumisos y se dejen manipular con más facilidad.
  • Recurren a las mentiras para poder lograr su cometido.

En conclusión, debemos enseñar a nuestros hijos los valores necesarios para que no se deje dominar por terceras personas y logren tener solo amistades buenas y sinceras, los buenos amigos respetan opiniones, escuchan y apoyan, son este tipo de personas las que deben rodear a nuestros hijos y no aquellas que los quieran manipular.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario