Bebés Escuela Salud

¿Sabes que es la matronatación? No son clases para aprender a nadar

Una nueva forma de estimulación física y mental para el bebé se encuentra con la matronatación. Una práctica que hacen las madres con sus hijos para enseñarlos a interactuar con el agua antes de que aprendan a gatear o a caminar.

Los bebés se relajan en el agua porque la sensación es muy parecida a cuando estaban dentro de la placenta de la madre. Hace algunos años los médicos les prohíban a los padres meter a sus hijos a la piscina, hasta tanto no cumplieran los cuatro años.

Pero hoy en día ya se permite porque se ha demostrado que la matronatación es una práctica muy beneficiosa para el desarrollo del bebé.

No son clases para aprender a nadar

Los bebés no van aprender a nadar con la matronatación, porque su aparato locomotor no está completamente desarrollado, sino hasta que cumpla los 4 años. Lo que se busca con esta práctica es estimular al bebé, que pueda aprender a flotar y a moverse por el agua.

El papá o la mamá ayudan al bebé en esa tarea, mientras realizan una serie de ejercicios guiados por un profesor especializado. Con la ayuda de la matronatación se crea un vínculo muy especial entre el padre y el hijo, porque comparten una experiencia acuática que es única e irrepetible.

Si deseas realizar esta práctica con tu bebé lo recomendable es hacerlo cuando cumpla los 4 meses de vida. En ese tiempo ya el niño reforzó su sistema inmunológico evitando que pueda contraer cualquier infección o enfermedad en el agua.

Beneficios para el bebé

Las clases de matronatación traen consigo muchísimas ventajas para el bebé, tanto a nivel físico como emocional. Pero veamos más a fondo cuáles son esos beneficios que le aporta a los niños a esa corta edad:

Desarrollo del sistema psicomotor del bebé

Aunque no va a aprender a gatear ni a caminar, si le ayuda a moverse en el agua, asimilando el espacio que lo rodea y las distancias del mismo.

Desarrollo aparato locomotor

Mejora el rendimiento de sus músculos haciendo que se mueva con mayor facilidad.

Refuerza el aparato respiratorio

Como se encuentra dentro del agua, el bebé realiza un esfuerzo mayor respirando lo que promueve a que los pulmones se fortalezcan más rápido.

Mejora su capacidad observadora

Esto hará que el bebé en el futuro aprenda con mayor facilidad y tenga mayor creatividad.

Aprende y juega con tu hijo en el agua gracias a la matronatación, una práctica que los unirá más, en un ambiente divertido y beneficioso para el crecimiento de tu bebé.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario