Familia

La fertilidad y la mujer

En la actualidad muchas mujeres posponen el momento para ser madres, porque trabajan o quieren realizar alguna meta pendiente. Pero al hacer eso, desconocen que con el pasar del tiempo conseguirán una menor calidad de los óvulos y a su vez aumentar las probabilidades de infertilidad.

Las estadísticas muestran que mujeres entre los 38 y 40 años deciden tener hijos, pero a esa edad es menos probable que queden embarazadas. El 70% de los óvulos de la mujer a los 30 años son genéticamente normales, mientras que a los 40 años solo el 30% de esos óvulos es normal.

Pero igualmente se ha visto que hay otras razones de fuerza mayor que hacen que las mujeres pospongan su maternidad. Esas razones son en parte médicas, ya que algunas son diagnosticadas con cáncer y tendrán que recibir tratamiento de quimioterapia.

Un tratamiento que la mayoría de veces están agresivo que piensan en no tener hijos todavía para evitar problemas en el embarazo o en el crecimiento del bebé.

Consejos para preservar la fertilidad

El principal consejo que cualquier médico o especialista podrá dar, es tener al hijo a una edad temprana. Pero si eres de ese tipo de mujer que no quiere tener bebés todavía, puedes seguir estos consejos para mantener tu fertilidad por más tiempo:

  • Elimina el consumo de alcohol y de cigarro, ya que son dos factores que promueven la infertilidad.
  • Mantener un peso estable, ya que si sufres de obesidad pueden existir riesgos en el embarazo, además puede causar que una mujer no ovule.
  • Durante las relaciones sexuales evitar usar lubricantes íntimos, ya que los mismos impiden la movilidad de los espermatozoides.
  • El consumo de antidepresivos puede disminuir las probabilidades de embarazo, porque evita que se produzcan óvulos sanos.

El tiempo, enemigo de la fertilidad

Las mujeres posponen el momento para ser madres porque creen que el tiempo no afecta sus posibilidades de concebir. Pero están muy equivocadas, ya que a medida que va avanzando en edad, la probabilidad de un embarazo baja drásticamente, especialmente después de los 35 años.

Tener un hijo después de los 35 años aumenta las probabilidades del que bebé nazca con alguna enfermedad genética. Eso en el área de la medicina reproductiva se le conoce como “edad reproductiva avanzada”.

Se les hace un llamado a todas esas mujeres que piensan tener hijos tarde, a que recapaciten y queden embarazadas a una edad prudente. No esperen más porque el tiempo para ser madres puede opacarse rápidamente para luego lamentarse.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario