Embarazo Escuela

¿Dejar a un niño llorar es bueno?

Cuando hablamos de cómo se debe criar a los niños, especialmente cuando son bebés, es tu tema donde cada persona opina de diferentes formas. En este caso hablamos de si es prudente o no, dejar a nuestros hijos llorar.

Unos que otros especialistas en educación familiar, recomiendan que es bueno dejar a los bebés llorar ya que le reforzaría los pulmones y músculos más rápido. El llanto constante incentivaría al niño a tener que calmarse por sí solo y no depender de los brazos de la madre todo el tiempo.

Pero este nuevo estilo de crianza no es aceptado por la gran mayoría de padres, ya que sostienen que a los hijos hay que darles atención y amor en todo momento.

Madre no dejó llorar a su hija y le salvó la vida

En el año 2007 una joven llamada Sarah, tuvo a su segunda hija por cesárea y al tener una semana de nacida un amigo le regalo una bandolera para que la pudiera cargar. Este regalo se convirtió en un artículo indispensable para mantener calmada al bebé.

La niña lloraba todo el tiempo y lo único que la calmaba era la bandolera, tanto así que Sarah tenía que cargar a su hija todo el tiempo. Después observó que el bebé empezó a bajar de peso considerablemente por lo que se le tuvo que internar en un hospital para hacerle exámenes.

Después de varias pruebas no consiguieron el porqué de la falta de apetito de la niña. Médicos y amigos le decían a Sarah que dejara llorar a su hija para que aprendiera a calmarse sola, pero hizo caso omiso a los comentarios.

Siguió cargando a su hija con la bandolera hasta que cumplió el primer año de vida, en ese momento el bebé empezó a mostrar síntomas de fiebres altas y tos. Sarah inmediatamente al ver que su hija se sentía mal la llevó al hospital donde le diagnosticaron deficiencia cardíaca.

Su hija tenía el corazón más grande de lo normal, concluyendo que eso era lo que le producía el llanto frecuente por el dolor agudo. Los médicos le dijeron a Sarah que si ella no hubiera calmado los llantos de su hija en todos esos meses, la misma hubiera muerto de un infarto.

Con esto se demuestra que a los niños hay que atenderlos, darle mucho amor y buscar calmar su llanto como sea. La única forma que tienen los bebés para comunicarse con nosotros es llorando así que prestemos siempre mucha atención a eso.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario