Niños

Los niños inquietos tienden a ser más felices

Si eres madre, es muy claro que deseas que tu hijo crezca feliz y acompañado de una vida saludable. Es normal que el infante desarrolle una actitud traviesa, es parte de su crecimiento sano y eso es una buena señal de que tu niño está creciendo de una manera feliz y en un ambiente totalmente alegre. No hay que lamentarse por las ocurrencias de los niños en su etapa de aprendizaje, recuerda que es el momento en el que ellos están explorando su entorno y no se puede pretender que se comporten de igual manera que un adulto.

NO CORTES NINGUNA DE SUS ACCIONES

Cuando los niños están en pleno desarrollo de sus habilidades, tienden a ser más revoltosos, pero no es para alarmarse, si eres madre, debes dejar que tu nene realice estas acciones, esto lo ayudará a experimentar más su entorno y hará que el niño se sienta más feliz, libre y realizado. Un error que no debes cometer, es obligarlo a guardar silencio o inmovilizarlo como una estatua, con esto estarías desarrollando en tu niño una actitud retraída y le infundes miedo, lo que generará que el nene no experimente con su entorno por temor o culpa. Todo esto puede llevar a consecuencias en el desarrollo del niño, como una baja autoestima o cicatrices personales que puedan repercutir en un futuro cuando sea todo un adulto.

FOMENTA SU CURIOSIDAD

Por más que le pese a muchas madres o padres, la infancia es una hermosa temporada de exploración del niño, es por eso que hay que acompañarlos en todo lo que conlleve a explorar su entorno, a conocer cosas nuevas que fomenten un desarrollo sano y sobretodo, muy feliz.

Una cosa que debes tener en cuenta como adulto responsable, es cuidar y supervisar las acciones de tu bebé, esto evitará que corra peligro o sufra algún daño en su travesía de exploración.

Te puedo decir que tu bebé llorará y gritará casi que todos los días, pero no desesperes, esto es parte de su crecimiento y debes armarte de paciencia y saber que eso conlleva a que el nene crezca más feliz.

Será la mejor etapa de tu vida como madre o como padre, esas anécdotas que podrás recordar y contar con una gigantesca sonrisa en tu rostro años después cuando veas a ese niño ser todo un adulto y sepas que es el fruto de tu esfuerzo.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario