Familia Hogar

Pareja coloca una súper cama en su alcoba para ellos y sus hijos.

Una pareja tuvo que armar una cama de 5.5 metros para poder dormir junto a sus 4 hijos. Un sueño de toda la vida para cualquier persona es tener una cama gigante, por lo que esta pareja lo hizo posible por sus hijos; 4 niños más ellos 2, al principio solo unieron 2 camas pero igual quedaban apretados por los niños que querían unirse más a ellos.

Al tener su primer hijo la pareja decidió dormir con el bebé por comodidad y tranquilidad, teniendo al bebé junto a ellos estarían seguros que nada le ocurriría, la misma historia ocurrió con la llegada del segundo hijo, luego el  tercero y por último el cuarto.

Como empezó la historia

Ya los hijos mayores tenían su propia habitación pero con cada llegada del bebé nuevo, terminaban durmiendo todos juntos porque para los niños mayores no era justo que el bebé durmiera con sus padres y cada uno de ellos en su habitación por separado, y de esta manera fue como llego a la casa la cama gigante en la que ahora dormirán los 6.

De esta forma podían estar para los niños en el momento en que los necesitarán y atender cada una de sus peticiones cuando fuese necesario y estar para todos.

Hay padres que entienden que durante el día el niño necesita amor, atención, comprensión, tiempo con ellos, pero hay padres que aun no entienden de alguna manera  por la noche los niños tienen necesidad de exactamente lo mismo, ya que con esto se sienten seguros, y la hora de irse a dormir, pueden descansar tranquilamente porque sus padres estarán al pendiente de ellos y por ende nada malo podría suceder.

Es por esta razón que la pareja decidió armar esta cama de este tamaño, ya que así no tienen que ir recorriendo cada habitación para atender las necesidades de los pequeños, en cambio lo hacen en la misma habitación y así mismo se aseguran durante la noche, que todo está bien con los niños.

¿Y la intimidad?

Esta es la pregunta que sabemos que todos se hacen, ¿Cómo hacen para poder tener sexo? Ya que de día ellos trabajan y en la noche duermen justos. La pareja explica que ellos de forma constante van a la habitación de huéspedes para poder tener su intimidad.

En ocasiones, alguno de los pequeños pregunta a donde van y estos le responden que papi y mami va a “acurrucarse”, generalmente cuando esto sucede, el niño los acompaña hasta la otra habitación y ellos esperan hasta que este se duerma para cambiarlo de cama y así ellos tener su tiempo de intimidad.

Igualmente la pareja, reserva un día de la semana, el cual es para ellos, en donde desayunan o cenan solos, realizando así una actividad que les permita mantener la llama del amor y pasión activa, sin permitir que los demás factores le perturben y perjudiquen su relación.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario