Escuela

Las pataletas de los niños y cómo manejarlas

Llegada la edad de los dos y tres años, los niños descubren el poder de las pataletas, ellos se dan cuenta que hacen que los adultos pierdan el control, todo con la finalidad de conseguir su fin.

En esos momentos solo piensan en la molestia que sienten, en ocasiones se les olvida el porqué de tanta molestia, pero igual saben que el objeto es conseguir lo que quieren y de no ser frenada a tiempo puede llegar a algo más.

Como manejarlas

Hay varias cosas que los padres pueden hacer para controlar las pataletas de los pequeños de la casa, te dejamos unos consejos para que puedas manejarlas de la mejor manera posible:

Mantenerse firmes

Todos sabemos que esto no es tarea fácil, pero según los psicólogos es la estrategia más factible. Esto debido que ayuda a que le quede claro que aun con su rabieta no pueda conseguir lo que quiere, pero para esto es necesario que los padres se crean capaces de controlar la situación.

Explicaciones cortas

Por más que trates de explicarle a un niño que está haciendo su pataleta, el porqué de tu decisión, lo más probable es que siga tirado en el suelo llorando y pateando sin tregua. Esto debido a que en ese momento lo único que escucha es su llanto, es por esto que es difícil hacerle entender esta situación.

No responder con enfado

Si le respondemos con enfado lo que hacemos es lograr que su pataleta sea aún más intensa, ya que para los pequeños sus padres somos un ejemplo a seguir y les encanta imitar nuestras acciones, también es muy importante que no dures mucho rato enojado con ellos, al pasar unos minutos ya no sabrán porque estas molesto con él y quizá ya ni se acuerde de su pataleta.

Elegir entre dos opciones

La mayoría de las veces las pataletas vienen acompañadas de algo que querían y no se lo diste o no pudieron tener, es por eso que ayuda mucha que le des entre dos opciones que se consideren válidas para evitar el berrinche, hacer una pregunta en general podría desatar la pataleta, pero mientras hagas un pregunta limitativa el aceptará de mejor manera.

Intentar que escuche

Para lograr que el niño te escuche, papá o mamá deberá arrodillarse frente al pequeño y tomarlo por los hombros, y tratar que te mire a los ojos, una vez lo haga, será el momento perfecto para hablarle con calma con la finalidad que logre calmarse y dejar la pataleta a un lado.

Siempre que estemos en uno de estos momentos debemos recordar que somos los padres y que nosotros somos los que debemos poner orden en esta situación y prevenir que se repita este episodio.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario