Escuela Familia

Primeros auxilios en casa

Una de las razones principales de muerte en los niños es el atoramiento, por eso es necesario que las personas encargadas de los pequeños de la casa estén capacitadas con técnicas de prevención reanimación.

Si eres padre o has tenido bajo tu cuidado a un niño sabrás que ellos son casi un imán para los golpes, enfermedades y sobre todo a los peligros, ellos aun no tiene la capacidad de identificar los riesgos y la manera de reaccionar frente a ellos, esto los hace vulnerables, si a esto le sumamos su inmensa curiosidad por todo, el riesgo aumenta aún más.

Es por esto que debemos estar preparados a cualquier eventualidad, saber cómo debemos reaccionar y que hacer marca la diferencia entre un suceso sin importancia y una fatalidad.

Quemaduras

Cuando hablamos de quemaduras nos vamos directamente asociándolas con el calor, pero también hay quemaduras por frío intenso, productos químicos y hasta descargas eléctricas, cuando hablamos de quemaduras por un frío intenso es necesario estabilizar la temperatura corporal, esto se logra con bebidas calientes y abrigo o colocar la parte afectada en agua tibia.

Si la quemadura es por sustancias químicas se recomienda que se sumerja la parte afectada en agua fría durante 10 a 30 minutos, no apliques pomadas ni revientes ampollas, mantén la herida hidratada, puedes colocarle apósitos o compresas sobre la herida.

Fracturas

Lo primero que debemos hacer es evitar mover la extremidad, mantenerla en la misma posición y no tratar de acomodar el hueso. En caso que se trate de una fractura expuesta, debes tratar de cubrirla con un apósito, o tela limpia para evitar que se infecte y mover a la persona afectada solo si conoces los procedimientos médicos, si no sabes, espera a una persona especializada.

Asfixia

Esta es, como ya dijimos al comienzo, una de las principales causas de muerte en los niños, esto debido a que lo pequeños suelen llevarse a la boca cualquier objeto que tiene en las manos, esto es algo normal (el llevarse los objetos a la boca) ya que para ellos esto es una forma de conocer el mundo.

La forma en la que deberás proceder dependerá de si el niño puede o no respirar, en caso que pueda respirar solo debes pedirle que tosa varias veces, esto con la intensión que salga el objeto que le está asfixiando, en caso que no pueda respirar, debes acostarlo boca arriba y debes inclinar su cabeza hacia atrás.

Estas son solo algunas técnicas que debemos tener presente para dar primeros auxilios en casa, los niños son propensos a estos y más riesgos por su inmensa actividad diaria, debes saber cómo reaccionar para poder ayudarles a tiempo y prevenir que el suceso pase a mayores, esperamos te ayude.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario