Escuela

Tener hijos y tras el postparto no divorciarse

Hace poco una mujer escribió en un blog hablando de que la prueba más grande de un matrimonio es tener hijos. De aquellas inocentes parejas que comienzan a formar una familia, donde se pone a prueba al amor de ellos cuando van criando a su bebé.

¿Porque decimos que se pone a prueba el amor? Muy fácil, ya que en esos momentos de tener un hijo, el mismo puede traer una nueva luz al matrimonio, pero también puede traer algunas sombras alrededor.

Dichas sombras son la verdadera personalidad y los sentimientos de cada uno, que no se mostraban antes que naciera su hijo. Por eso un bebé es la prueba de amor más grande que puede existir entre dos personas.

Ese hijo puede ser el causante de muchos conflictos, pero también de muchas reconciliaciones y crecimiento como pareja.

Separaciones

Muchas personas han visto a lo largo de sus vidas, familiares, amigos y conocidos que se han separado sin tener mucho tiempo de casados. Que hablan de crisis dentro del matrimonio y de que necesitan tiempo para evaluar lo que están haciendo mal.

Pero la verdad de esos conflictos y dudas provienen de la falta de compromiso de ambos cuando están haciendo una familia. Porque cada uno desea imponer la forma de educación que quiere para su hijo sin llegar a una conciliación.

Pero no solo la situación de crianza de los hijos crea conflictos en el matrimonio, también el exceso de trabajo se suma a agravar más problemas. El hombre o la mujer se hunden en muchas ocupaciones laborales y no tienen tiempo para atender a la familia.

Por eso muchas mujeres toman la difícil decisión de divorciarse y de criar a los hijos solas. Esto motivado a que no sienten el apoyo de sus maridos por estar ocupados en el trabajo.

Luchar y seguir luchando por la familia

El matrimonio no es fácil y más cuando se tienen hijos. Hay que aprender a lidiar con los problemas, buscando soluciones juntos como un equipo, respetándose, teniéndose paciencia y dándose mucho amor.

Aunque la pareja no tenga tiempo de estar sola en la semana, aprovechen esos pocos minutos que tienen en el día para demostrarse cariño. Al hacer eso reforzarán los lazos de apoyo y comprensión que se tienen para no desfallecer.

Abran su corazón y recuerden porque se enamoraron de su pareja, y así tendrán la fortaleza suficiente para luchar por su unión y la felicidad de su familia.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario